¿Arnold Schwarzenegger o Bruce Springsteen?

¿Arnold Schwarzenegger o Bruce Springsteen?

0

¿Seguro que os suenan Sylvester Stallone y Arnold Schwarzenegger, verdad? Más allá de si los consideramos unos buenos actores o no, seguro que todos los tenemos interiorizados como ex-culturistas.  Y los dos fueron un referente en esta disciplina.

El culturismo tiene como fin la obtención de una musculatura fuerte y definida, buscando además la máxima simetría perfecta. O sea, una disciplina deportiva que busca un fin estético.  Este componente estético además viene dado por la competición en sí (poses), por parte de los culturistas.

El culto al cuerpo, el tener un cuerpo fuerte, grande, definido es algo milenario y que de hecho podemos ver en la antigua Grecia (en esculturas, mosaicos, pinturas…). Pero el culturismo entendido como lo entendemos hoy día (estética pura y dura y con jueces evaluando las poses), es algo muy actual. Podríamos decir que el culturismo profesional nació a principio de siglo XX, pero no fue hasta mitad de siglo (1950-60) que se hizo realmente popular gracias a culturistas como el citado Arnold Schwarzenegger.

Lo que poca gente sabe es que los preceptos que seguían esos deportistas en esa época aún a día de hoy se consideran como válidos y por tanto saludables. A saber:

  • Comes 5-7 veces al día
  • Come mucha proteína
  • Come poca grasa
  • El arroz es muy importante
  • Come mucha pasta

En esa época se creía que el estereotipo de persona sana, de deportista completo era el culturista. Y los oficialistas empezaron a recomendar este tipo de alimentación para la población en general.

El culturismo no trata de ser más fuerte, o ser más veloz o de cómo evitar lesiones. Simplemente trata de ver quién es más grande, más definido y quien tiene más gracia a la hora de posar.

¿Y esto es sano? Pues puede serlo. Quien me conozca un poco, sabrá que el culturismo no es precisamente ni mi fuerte, ni mi gran motivación. Simplemente no le encuentro motivo a entrenar a alguien que su objetivo sea que su bíceps sea 1 cm. más grande. Me siento más motivado por entrenar a alguien que quiere adelgazar o alguien que aspire a ser más resistente porqué tiene una carrera.

Entiendo que hay una  variante que es el culturismo natural, en la que sus participantes no toman productos dopantes. Con lo cual, el culturismo profesional a secas, tiene barra libre para tomarse lo que uno quiera. Como no hay controles, todos son libres para tomarse aquello que crean que les irá mejor. ¿Y eso es sano? Obviamente no.

No hace mucho que tanto Stallone como Schwarzenegger, confesaron que  tomaban sustancias dopantes. Para los que vivimos del deporte, tampoco se descubría nada. Simplemente es imposible genéticamente y de forma natural, obtener esos cuerpos. No son naturales. Punto.

El problema es la cantidad ingente de gente que siguiendo sus pasos los ha querido imitar buscando una excelencia física y de salud. Lo segundo ya ha quedado demostrado que no (lesiones crónicas, suicidios, adicciones, cánceres…) y lo primero es más discutible. A todo el mundo le gusta un cuerpo fuerte y definido. ¿Pero nos gustan los cuerpos de los culturistas? Eso irá más a gustos. Para mí, son cuerpos exagerados, llevados a un extremo que sobrepasa lo natural. ¿Qué pasa el día que yo decida dejar de hacer tanto deporte y de levantar tantos hierros? No siempre tendré disponibilidad para entrenar. Ni las ganas. A lo mejor con 25 años tengo ganas de encerrarme cada día en el gim para machacarme. Me pondré grande, fuerte y seré la envidia de todos. Pero a lo mejor en poco años, tendré pareja, hijos, trabajo, mucho trabajo… y mi dedicación para ser algo parecido a un culturista habrá bajado.

Muchos seguro que os preguntáis como queda un cuerpo que ha estado tantos y tantos años tan musculado y que luego, ya con el paso del tiempo, ya dejamos de hacer tanto deporte. ¿Qué pasa con todo ese músculo?

Aquí tenéis la respuesta:

El protagonista de Terminator nos aparece aquí con 68 años. ¿No tan mal, verdad? Muchos seguro que firmáis llegar así a su edad. Al menos en cuanto a apariencia física (por dentro, a saber…).

Ahora bien, ¿porqué no lo comparamos con otra persona más o menos de su edad?

The Boss. 66 años. Otro personaje que pese a vivir de la música, también vive de su cuerpo y por tanto se lo ha cuidado y muy bien. «Comiendo bien y haciendo deporte», como Terminator. Pero los dos lo han hecho de forma distinta. ¿A qué algunos de los que habrías firmado ser Arnold, ahora firmaríais ser Bruce?

¿Terminator pellejo flácido o The Boss terso y definido?

Pero hay más. ¿Conocéis a Mark Sisson? Es un gurú americano de la paleodieta. Yo prefiero llamarla dieta evolutiva, pero está claro que dejando harinas y azúcares se pueden hacer «milagros».

62 años el amigo Sisson. ¿Quién no querría estar así a los 40? Y a los 30 y a los 20. Obviamente está en un plano superior al de Bruce Springsteen (más ejercicios de fuerza y más estricto en cuanto al tema azúcares y refinados), pero podemos ver perfectamente como 3 cuerpos de más de 60 años se pueden mantener en condiciones realmente excelentes, al menos en los 2 últimos casos.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 20 años. Y desde hace 15, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario