BOSU: Fuerza y equilibrio en los ejercicios

BOSU: Fuerza y equilibrio en los ejercicios

1

 

Para nuestra suerte los gimnasios están cada día más surtidos de diferentes materiales para ponernos en forma. Los amasijos de hierros aún están ahí (nos gusten o no, son útiles), pero van apareciendo otros materiales, seguramente más agradables a la vista y al tacto. Unos de ellos es el BOSU(both Sides Up, las dos caras hacia arriba, o sea, que lo podemos utilizar de cualquiera de las maneras). Mucha gente lo conoce como la “media luna”. Suele ser un material que nos encontramos en la zona de calentamiento-estiramiento, junto con la Fitball. Pero mucha gente no sabe muy bien para que sirve ni como utilizarlo. A simple vista, si vemos a alguien que lo está probando veremos que básicamente lo que hace es mantener el equilibrio y poco más. Parece más una herramienta de diversión que no otra cosa. Aquí vamos con la mentalidad de que si no me pongo a hacer un press de banca y no levanto mínimo 100 kilos no hago nada. Pues os sorprenderéis de las utilidades que puede tener el Bosu..

Para empezar, a grosso modo, nos va a ayudar tener más equilibrio, a coordinar mejor, y a trabajar la fuerza. Aspectos y cualidades que todos deberíamos tener desarrolladas en mayor o menor medida. Bien seamos deportistas o no.

Pero veamos un poco mejor lo que podemos conseguir con esta pequeña herramienta:

  • Mejora nuestra flexibilidad y elasticidad.
  • Mejora la coordinación y agilidad de nuestro cuerpo.
  • Nos permite hacer un trabajo cardiovascular.
  • Nos permite hacer un trabajo de tonificación general.
  • Ayuda a recuperarnos mejor de las lesiones.
  • Nos ayuda a hacer un buen trabajo de reeducación postural y así cuidar mejor nuestra espalda.
  • Buen trabajo para evitar lesiones.
  • Nos permite trabajar la capacidad de concentración y atención.
  • Reduce los niveles de estrés.

El Bosu se caracteriza por ser una herramienta de superficie inestable. En función de sobre que superficie de las dos utilicemos, trabajaremos más una cosa u otra.

Este trabajo sobre superficie inestable favorece el trabajo funcional. O sea, que nos ayuda a trabajar de forma multiarticular y multiplanar, ideal para nuestro día a día, para nuestras tareas cotidianas y para nuestra práctica deportiva, sea cual sea.

Yo lo utilizo básicamente para un trabajo de evitar lesiones y para recuperar mejor de según que lesiones. Y la mayoría de gente lo utilizará para esto, pero sería interesante empezar a probar el Bosu para hacer un trabajo de tonificación para el pectoral, el cuádriceps, tríceps, bíceps, abdominales…

Pero la gran ventaja de utilizar el Bosu es que lo puedo complementar al mismo tiempo con otros tipos de materiales. Y es aquí, según mi opinión, donde esta herramienta alcanza su máxima eficacia.

En un anterior post, hablaba sobre la propiocepción y sobre como el uso del Bosu nos podía ayudar a evitar lesiones y a recuperarlas. Su trabajo no entraña excesiva complicación: En dicho post podéis ver un ejercicio de ejemplo. Se basa en el equilibrio. Imaginaros ahora que estáis encima del Bosu y mantenéis el equilibrio con un pie mientras os intentan hacer perder el equilibrio o bien os tiran una pelota y debéis cogerla con las manos. Trabajo de propiocepción, puro y duro.

Pero como digo, el trabajo con el Bosu puede ir más allá. Mucho más allá:

  • Ponerme a saltar a la comba encima del Bosu.
  • Hacer flexiones, una mano en el suelo y la otra encima del Bosu.
  • Coger una par de mancuernas, ponerse encima del Bosu y hacer bíceps o sentadillas.

En fin: gomas, pesas, barras, todo tipo de balones, incluidos los medicinales, compañeros, cuerdas, con saltos, con pliometría, trabajo isométrico… nos van a permitir mejorar sobretodo nuestra fuerza, equilibrio y en definitiva, nuestra calidad de vida.

Muchas lesiones nos vienen provocadas por unos malos hábitos posturales: nos sentamos mal, andamos mal, nos agachamos mal y el Bosu nos ayudará a corregir todos estos problemas. Así pues, nos encontramos con una herramienta ideal para todo tipo de practicante, sea cual sea su objetivo.

Además, según sea nuestro nivel y condición, el Bosu nos permite tal variedad de ejercicios que podemos empezar por lo más básico. Gente mayor, haciendo un trabajo muy básico tanto en el Bosu como en el Fitball, ha mejorado espectacularmente de sus dolencias.

Como podréis ver no es un material que ocupe mucho espacio, así que no hay mucho problema en tenerlo en casa. Eso sí, no es muy barato. Puede costar unos 100 euros, pero os puedo garantizar que le podéis sacar mucho rendimiento.

Os dejo unos vídeos donde podréis ver una batería de ejercicios para hacer y con una progresión para los que no estéis muy avezados a trabajar la fuerza.

¡Ánimos!

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Un comentario

  1. andrea

    9 de agosto, 2012 a las 3:48 am

    no pude hacer los ejercicios sobre el bosu (ocupandolo con la parte plana hacia arriba, apoyandome yo en ella) no fui capaz de equilibrarme y me siento muy frustrada, como podria mejorar? apenas podia bajarme intentando no caerme!
    gracias

Deja un comentario