free web hit counter
Las lesiones en el fútbol femenino

Las lesiones en el fútbol femenino

0

Las lesiones del ligamento cruzado anterior (LCA) son un problema significativo en el fútbol femenino, y existen múltiples factores que contribuyen a la mayor prevalencia de estas lesiones en mujeres comparado con hombres. Todos tenemos en mente el calvario de Alexia Putellas, pero no son pocas las futbolistas de élite que han tenido esta misma lesión o alguna similar.

A continuación, se exploran varias de estas razones desde diferentes perspectivas:

 

Factores anatómicos y biomecánicos

 

Anatomía de la pelvis y ángulo Q: Las mujeres tienden a tener una pelvis más ancha, lo que resulta en un mayor ángulo Q (el ángulo entre el fémur y la tibia). Esto puede aumentar la tensión en el ligamento cruzado anterior.
Diferencias en la estructura muscular: Las mujeres, en general, tienen una mayor relación entre la fuerza del cuádriceps y la de los isquiotibiales, lo que puede afectar la estabilidad de la rodilla. Una menor fuerza en los isquiotibiales en relación con los cuádriceps puede resultar en una mayor carga sobre el LCA.
Laxitud ligamentaria: Las mujeres suelen tener una mayor laxitud ligamentaria, lo que puede aumentar la susceptibilidad a lesiones del LCA.

 

Factores hormonales

Fluctuaciones hormonales: Las variaciones en los niveles de estrógeno y otras hormonas a lo largo del ciclo menstrual pueden influir en la laxitud de los ligamentos y en la coordinación neuromuscular, aumentando el riesgo de lesiones en ciertos momentos del ciclo.

 

Factores biomecánicos durante el movimiento

 

Patrones de movimiento: Estudios han mostrado que las mujeres suelen tener patrones de movimiento diferentes al aterrizar de un salto o al cambiar de dirección, lo que puede poner más estrés en el LCA.
Posición de la rodilla: Las mujeres a menudo tienden a tener una mayor valgo dinámico (la rodilla tiende a colapsar hacia adentro) durante actividades como saltar y aterrizar, lo cual puede aumentar el riesgo de lesión del LCA.

 

Factores de entrenamiento y preparación física

Enfoque en la prevención: Aunque hay programas específicos de prevención de lesiones para mujeres, la implementación y el cumplimiento de estos programas varía. La falta de programas de entrenamiento específicos para fortalecer los músculos que protegen la rodilla y mejorar los patrones de movimiento puede contribuir al mayor riesgo.
Preparación física general: En algunos casos, la preparación física en el fútbol femenino puede no ser tan avanzada o tan específica como en el fútbol masculino, lo que puede dejar a las jugadoras más vulnerables a lesiones.

 

Factores psicológicos y sociales

Expectativas y presiones: Las presiones psicológicas y el estrés también pueden influir en la coordinación y la toma de decisiones en el campo, afectando potencialmente el riesgo de lesiones.
Visibilidad y recursos: El fútbol femenino a menudo no recibe los mismos recursos y atención que el masculino, lo que puede influir en la calidad de la atención médica y la prevención de lesiones.

 

Conclusión

Las lesiones del LCA en mujeres futbolistas son el resultado de una combinación de factores anatómicos, hormonales, biomecánicos, de entrenamiento y sociales. Para reducir la incidencia de estas lesiones, es crucial un enfoque multidisciplinario que incluya programas de prevención específicos, educación sobre la importancia de la fuerza y la estabilidad muscular, y un mayor apoyo y recursos para el fútbol femenino en general.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Pionero en los entrenamientos personales online en España. ¿Nos ponemos en forma? www.preparadorfisicoonline.com

Deja un comentario