Artículos etiquetados como ‘propiocepción’

¿Sobre qué superficie es mejor correr?

¿Sobre qué superficie es mejor correr?

17

Una de las preguntas más frecuentes de los runners es si es mejor o peor correr sobre una superficie u otra. Aclaro de antemano que los deportistas que  corren habitualmente es normal que sufran algunas molestias de forma más o menos ocasionales; alguna pequeña sobrecarga, alguna molestia en la planta del pie, algún dolor en algún dedo, una rozadura, una rodilla que nos duele sólo al correr (¿y por qué la otra no?), un cuádriceps o gemelo demasiado duro… O sea, el tener molestias, por pequeñas que sean es algo intrínseco en la práctica deportiva habitual de una persona. No hay que hacer nada mal para tener alguna molestia.

El movimiento es algo inherente en el ser humano. Estamos diseñados para movernos. Es con el movimiento cuando el ser humano se equilibra y reajusta. Y la acción de correr es algo que llevamos haciendo desde  nuestra aparición en la Tierra. Bien sea para cazar, para evitar ser cazados o bien simplemente para jugar (como todo animal) o ya como una cuestión de salud, como en la actualidad. El correr es simplemente un acto natural. Pero aún a día de hoy, hay quien piensa que no estamos hechos para correr, que es algo antinatural y que sólo hace que dañar y desgastar nuestro cuerpo. Para los que opinen así, les recomiendo el libro Nacidos para correr de Christopher McDougall  y así saldrán de dudas.

Si dejamos a un lado alguna patología más o menos severa, el correr sólo nos reporta cosas positivas. Ahora bien, el correr, como cualquier otra práctica, si no vamos con cuidado nos será perjudicial. Dicho de otra forma: el correr no es ni bueno ni malo, todo depende de como lo hagamos. Y más ahora que no corremos para ir a cazar sino por una cuestión de salud o de rendimiento.

Si yo corro habitualmente y tengo algunas molestias me tengo que plantear porque las tengo. A lo mejor mi calzado no es bueno, puede que corra demasiados kms seguidos o bien encadeno muchos días sin descanso. O bien tengo mucho sobrepeso. A lo mejor tengo una pierna un poco más larga que la otra. O a lo mejor la superficie sobre la que corro no es la que mejor se adapta a mis características.+ Sigue leyendo

Definiendo nuestro Esquema Corporal

Definiendo nuestro Esquema Corporal

12

Hoy os hablaré de un concepto del que seguramente muchos no habréis oído hablar: El esquema corporal (EC). El EC, lo podemos entender como la conciencia que tenemos de nuestro propio cuerpo. O sea, el tener conocimiento de lo que hacemos o tenemos que hacer. Cuanto más conocimiento tengamos sobre él, mejor rendimiento de nuestro cuerpo podremos obtener.

En concreto nos estamos refiriendo al conocimiento que tenemos de forma inmediata y continua de nuestro cuerpo, en estático o  en movimiento, en relación con el espacio y con los objetos que nos rodean.

Si yo le digo a un niño pequeño que lleve su mano izquierda a su oreja derecha o bien que intente llegar  del punto A al punto B haciendo exactamente 4 pasos justos, seguramente tenga problemas para realizar estas tareas. Eso es porqué aún no tiene un  EC bien definido, no tiene mucha conciencia de su propio cuerpo. Un adulto obviamente tendrá más facilidad para hacer estas tareas, pero no todo el mundo, por más adulto que uno sea, tiene un buen EC. ¿Alguien, martillo en mano, en lugar de dar en el clavo le dio en su dedo? Pues eso es tener una mala definición de su EC.+ Sigue leyendo

BOSU: Fuerza y equilibrio en los ejercicios

BOSU: Fuerza y equilibrio en los ejercicios

1

 

Para nuestra suerte los gimnasios están cada día más surtidos de diferentes materiales para ponernos en forma. Los amasijos de hierros aún están ahí (nos gusten o no, son útiles), pero van apareciendo otros materiales, seguramente más agradables a la vista y al tacto. Unos de ellos es el BOSU(both Sides Up, las dos caras hacia arriba, o sea, que lo podemos utilizar de cualquiera de las maneras). Mucha gente lo conoce como la “media luna”. Suele ser un material que nos encontramos en la zona de calentamiento-estiramiento, junto con la Fitball. Pero mucha gente no sabe muy bien para que sirve ni como utilizarlo. A simple vista, si vemos a alguien que lo está probando veremos que básicamente lo que hace es mantener el equilibrio y poco más. Parece más una herramienta de diversión que no otra cosa. Aquí vamos con la mentalidad de que si no me pongo a hacer un press de banca y no levanto mínimo 100 kilos no hago nada. Pues os sorprenderéis de las utilidades que puede tener el Bosu..

Para empezar, a grosso modo, nos va a ayudar tener más equilibrio, a coordinar mejor, y a trabajar la fuerza. Aspectos y cualidades que todos deberíamos tener desarrolladas en mayor o menor medida. Bien seamos deportistas o no.

Pero veamos un poco mejor lo que podemos conseguir con esta pequeña herramienta:

  • Mejora nuestra flexibilidad y elasticidad.
  • Mejora la coordinación y agilidad de nuestro cuerpo.
  • Nos permite hacer un trabajo cardiovascular.
  • Nos permite hacer un trabajo de tonificación general.
  • Ayuda a recuperarnos mejor de las lesiones.
  • Nos ayuda a hacer un buen trabajo de reeducación postural y así cuidar mejor nuestra espalda.
  • Buen trabajo para evitar lesiones.
  • Nos permite trabajar la capacidad de concentración y atención.
  • Reduce los niveles de estrés.

+ Sigue leyendo

La propiocepción: Como evitar lesiones de tobillo

La propiocepción: Como evitar lesiones de tobillo

0

 

Las lesiones son una de las mayores preocupaciones de los deportistas. Los corredores, triatletas, maratonianos etc, sufren muchas veces de pequeñas torceduras o incluso de esguinces de tobillo, sobrecargas… No son lesiones graves pero si lo suficiente como para tener que estar unos días sin practicar.
Para poder evitar este tipo de lesiones nos pueden ayudar mucho los ejercicios de propiocepción. Esta, hace referencia a la capacidad del cuerpo de detectar el movimiento y posición de las articulaciones. Es importante en los movimientos comunes que realizamos diariamente y, especialmente, en los movimientos deportivos que requieren una coordinación especial.

De hecho la propiocepción es un sentido que nos informa de la posición de nuestros músculos y articulaciones.

Cuantas veces mientras bajábamos las escaleras nos hemos torcido el tobillo. O cuantas veces hemos corrido por un camino pedregoso y  hemos pisado mal por culpa de una piedrecita o de un pequeño bache. Es un movimiento involuntario, no esperado, donde forzamos una articulación de nuestro cuerpo y que puede ocasionar una lesión (por leve que sea).

Gracias al trabajo de propiocepción, el cuerpo es capaz de rectificar posiciones de forma automática. Así, cuando nuestro tobillo pise mal, el mecanismo de defensa del cuerpo actúa con el fin de equilibrar rápidamente otra vez nuestro cuerpo y minimizar los efectos de la mala pisada.

+ Sigue leyendo