Artículos etiquetados como ‘Natación’

Triatlón. 3 errores en la natación

Triatlón. 3 errores en la natación

0

Muchos triatletas aún piensan que un triatlón son 3 deportes cuando en realidad son uno. Sí bien es verdad que la mayoría de veces los entrenos son de una de las tres disciplinas (a no ser que ese día hagamos transiciones), nunca hay que perder la perspectiva de que el triatlón es un deporte que engloba a tres disciplinas.

Hoy me centraré un poco en la natación, pero en su día escribí sobre los principales errores que se cometían en el entrenamiento del triatlón. Pincha aquí.

Veamos 3 de los errores que podemos cometer en el entreno de natación:

Nadar plano

Un triatlón no se disputa en una piscina. Normalmente en aguas abiertas (mar) y por tanto estamos expuestos a las olas, al frío, al viento…

Si nadamos totalmente planos (con el estómago mirando siempre hacia el fondo) y estamos nadando en el mar, podemos tener la sensación de que vamos en línea recta, cuando realmente no es así.

Para ello, deberíamos dominar la técnica del rolido. Este rolido consiste en un ligero vaivén de los hombros en los que uno se hunde mientras el otro sale del agua.

Para ello es necesario tomar conciencia de donde está la línea media de nuestro cuerpo. A mayor control de nuestro esquema corporal, mayor dominio encima del agua y mayor orientación tendremos.

+ Sigue leyendo

!Nunca es tarde para empezar con el triatlón!

!Nunca es tarde para empezar con el triatlón!

18

El triatlón es un deporte moderno. Según algunos investigadores, fueron los franceses los que en el año 1920-1930,  celebraron regularmente una competición conocida como “Les Trois Sports”. En ella, se corrían 3 kms, se hacían 12 en bici y se nadaban aproximadamente unos 200 mts. (precisamente en este orden).  Carrera por cierto, que aún se celebra cada año en Francia (en Meulan, si no ando equivocado).

Sea como fuera, era una carrera aislada con ningún objetivo que no fuera el de hacer deporte sin más, combinando 3 deportes.

Pero no fue hasta el 1974 en San Diego (Estados Unidos), donde se organizó el primer triatlón tal y como lo conocemos hoy en día. Fue un 25 de septiembre y participaron en este primer triatlón 46 atletas. Era sólo el inicio. En esos primeros años, nadie era triatleta; todos eran corredores, nadadores o ciclistas, con más o menos interés con esta nueva disciplina que acababa de aparecer.

En los años posteriores, empezaron a salir atletas que ya no eran corredores o ciclistas buenos que daban el salto al triatlón, sino que eran atletas que ya desde sus inicios se consideraban triatletas. Era el triatlón entendido como 1 deporte y no como 3. Planes de entrenamientos globales para las 3 disciplinas, materiales específicos, aparición de nuevas distancias… en fin, todo lo que conocemos ya hoy día sobre este deporte.

Y este apunte histórico viene a cuento por el simple hecho que difícilmente vamos a encontrar a alguien que nos diga que lleva 30 años haciendo triatlones. Sí que nos lo podemos encontrar en el mundo de las carreras o de la bici, pero no en el triatlón.

+ Sigue leyendo

La pubalgia: razón y solución con tratamientos

La pubalgia: razón y solución con tratamientos

235

 

No creo equivocarme si digo que todos hemos experimentado o conocido por un compañero afectado de ello las molestias púbicas; un dolor de origen incierto, con referencias dolorosas inespecíficas que aumentan en la actividad física y de desaparición espontánea tras un sinfín de tratamientos, que sólo resultan si se acompañan de Reposo Absoluto. Pues bien, en referencia a esto: decir que el Reposo Absoluto no es una elección de tratamiento; sino más bien una acción a la desesperada, y que la lesión a la que nos referimos es muy habitualmente mal diagnosticada y por consiguiente mal tratada. En la gran mayoría de los casos se diagnostica como “Pubalgia” y se atribuye a razones meramente mecánicas.

Craso Error. La expresión “Pubalgia” no hace más que referirse a una molestia a nivel púbico, lo cual no es un diagnóstico en absoluto, y puede ser debido a un sinfín de alteraciones de distintos orígenes. La predominante es un desequilibrio muscular, con una diferencia de tensiones musculares entre el complejo abdominal y aductores en la gran mayoría de los casos. Como razones menos habituales se presenta el origen ligamentoso (articulaciones con déficits de movilidad) y de origen visceral. Y aquí reside el problema: la gran mayoría de la pubalgias son de naturaleza compuesta. No os imagináis cuantos pacientes no encuentran una dinámica de mejora constante porque su tracto intestinal no cumple una función de motilidad correcta o sus lumbares –por ejemplo– no cumplen su función. Podríamos hablar incluso de razones de carácter emocional en el entorno sexual; pero ya sería meternos en guisas demasiado complicadas.

+ Sigue leyendo