Artículos etiquetados como ‘motivación’

Motivándome para un reto de larga distancia

Motivándome para un reto de larga distancia

11

 

En su momento escribí un par de posts sobre la motivación. Considero que sin ella, poco podremos hacer. La motivación se puede encontrar en muchas cosas y cada deportista debe encontrar aquello que le ayuda a tirar hacia adelante en su día a día. Cuando hacemos una cosa es por algo. Pero a veces ese algo se diluye con el tiempo, nos desmotivamos.

Al principio es fácil motivarse:

  • Quiero ponerme en forma
  • Quiero hacer mi primera carrera
  • Quiero hacer mi récord

Pero ciertos problemas en nuestro día a día pueden hacer que nuestra motivación baje y terminemos por abandonar y tirar la toalla.

Sobretodo los deportistas que se preparan para retos de larga distancia. Son personas que disfrutan de hacer deporte, que toda la vida practicaran un deporte u otro pero que en un momento dado se vienen abajo porque no pueden soportar el volumen de los entrenamientos y su exigencia (y no hablo del apartado físico sino psíquico).
+ Sigue leyendo

3 consejos para correr mejor y más rápido

3 consejos para correr mejor y más rápido

41

Entrenamos para intentar correr más rápido y mejor, para batir nuestras propias marcas. Y todos tenemos un potencial de mejora. A no ser que seamos unos pros todo es mejorable. Da igual, si tenéis 25, 35, o 45 años. Muchos atletas más allá de los 40 años, están entrenando más horas que nunca y batiendo sus propias marcas (y de mucho). En anteriores posts ya incidimos en el trabajo calidad: series, fartlecks, como base a mejorar nuestros tiempos, pero no todo se resume a eso.

Aquí van unos consejos, que a partir de mi experiencia como entrenador creo que os pueden ser útiles, sobretodo para los que estáis estancados o no sabéis como mejorar una marca:

Los entrenamientos de calidad, mejor cuando os encontréis motivados y con ganas

El correr es como el estudiar; si no tienes ganas por más que estés delante del libro tu cuerpo no va a procesar nada.  Si hoy tengo un entrenamiento de calidad y no me veo con fuerzas, o simplemente no tengo ganas, no lo hagas. O en su defecto sal trotar a ritmo medio. Pero hacer un trabajo de series o de cambios de velocidad sin estar con demasiadas ganas y terminar haciéndolo mal y con menos intensidad de la recomendable, sólo te servirá para agobiarte, cansarte más y castigar a tu cuerpo. Las planificaciones están hechas para que en un momento dado si invertimos el orden de algún entrenamiento o incluso si nos saltamos algún entrenamiento, no pasaría nada. A lo mejor entrenamos a 3 meses vista para una media maratón. ¿Vosotros creéis que por 2 o 3 entrenamientos que me salte, el resultado podrá variar mucho? Hay casos de atletas que han estado 1 semana con la gripe y una semana después hacen record. Relativizad vuestros entrenamientos. Analizad vuestro planning desde una óptica semanal  y quincenal. Si me salto un entrenamiento de calidad, tengo que mirar si lo puedo poner en otro día sin que me afecte en el resto de los entrenos. Si no puedo ponerlo en ninguna otra fecha, no os preocupéis, dadlo por perdido, pero no hagáis cosas raras tipo: mañana entreno doble o cosas por el estilo.

+ Sigue leyendo

La motivación en el deporte, algo más que batir un récord

La motivación en el deporte, algo más que batir un récord

3

 

Nos gustan los retos. Entrenamos para poder participar y competir en un reto. Entrenar por entrenar a veces es duro. ¿Para qué me tengo que levantar a las 6 para ir a correr? Si tengo un reto en mente sé que si mañana no me levanto y no entreno, eso me supondrá una falta (más o menos grave) en mi programación para dicho reto. Pero si no tengo un objetivo claro, si mañana no me levanto no pasa nada. Ya entrenaré pasado mañana o el otro.  Dicho en otras palabras, cuando uno tiene una motivación, todo es más fácil. Hacer mi primer triatlón, bajar de las 3 horas en una maratón, adelgazar 10 kilos…, son motivos lo suficientemente fuertes como para seguir una rutina de entrenamientos pautados en el tiempo. En un anterior post sobre la motivación en el deporte hablamos sobre ello e incidimos en el hecho de que para que la motivación fuera bien canalizada los objetivos tenían que ser realistas y conseguirlos de forma progresiva en el tiempo.

Pero la motivación en el deporte puede ir más allá de querer hacer mejor marca en una prueba o de bajar 10 kilos de peso.

La motivación frente al éxito

La motivación del deportista viene marcada por el hecho de querer hacer bien las cosas. De sentirse realizado personalmente y que socialmente también se le vea reconocido.

  • Todo el mundo puede hacer maratones pero no todo el mundo es capaz de correrla en menos de 3 horas (reconocimiento social y auto-realizado).
  • Todo el mundo puede llegar a hacer una triatlón, pero no todos son capaces de hacer un Ironman (reconocimiento social y auto-realizado)

Se ha podido constatar que este tipo de deportistas son gente autónoma y capaces de afrontar  y resolver positivamente situaciones de competición y de realización.

En el otro extremo tenemos a los deportistas con una motivación a la auto-realización baja, típica en los atletas inseguros y espantados por las situaciones de competición.

+ Sigue leyendo

Preparando nuestro reto: como evitar los altibajos

Preparando nuestro reto: como evitar los altibajos

5

 

A menudo es normal caer en el desánimo cuando nos estamos preparando para un reto. Nos puede pasar lo mismo cuando estudiamos para un examen, cuando tenemos una cita, cuando esperamos algo con mucho anhelo. Son retos, objetivos, metas que nos agradan, que nos motivan, que hacen que pongamos lo mejor de nosotros pero que a lo largo del tiempo o de nuestra preparación puede que nos provoquen altibajos.

Un día estamos eufóricos, nos comemos el mundo y nos vemos capaces de superar nuestro reto y otro día nos encontramos sin energía, vacíos, preguntándose sobre el sentido de ese reto y queriendo tirar la toalla. Cuando deseamos algo con mucha fuerza y ponemos tanto empeño en ello a veces eso puede repercutir en nuestra contra y afectar a nuestro rendimiento. A veces entre un extremo u otro pasan sólo unas horas.

De locos…Imaginaros estar 6 meses preparándose para un reto deportivo concreto.  En esos 180 días cuantas veces habremos pensado que abandonamos la preparación o bien que no seremos capaces de hacerlo o que mejor cambiar un poco la naturaleza de nuestro reto. Y cuantas veces nos hemos puesto en modo eufórico pensando que haremos nuestro reto sí o sí, que somos los number one, y pensando que Josef Ajram  y Kilian Jornet son unos aprendices a nuestro lado. 180 días, entrenando varios días a la semana y pensando día sí y día también en nuestro reto. ¿Cuántas veces habremos ido de un extremo a otro? Lo dicho; de locos.

+ Sigue leyendo

Cómo correr una Maratón. Una cuestión de motivación

Cómo correr una Maratón. Una cuestión de motivación

17

Muchas veces cuando hablamos con los colegas sobre que prueba es más o menos dura, acostumbra a salir la Maratón como un referente de gran dureza. Si bien es verdad que no es la prueba más larga (antes tendríamos los, halfs, ironmans, ultrarunnings…), si que parece que la mayoría de atletas “teme” especialmente correr una maratón por su dureza. En los últimos tiempos los triatlones y sus derivados (halfs, ironmans…), han cogido mucha fuerza entre los atletas, pero aún así, las carreras populares como las medias maratones y las maratones hace ya muchos años que gozan de mucha popularidad y son muy seguidas.

Soy de la opinión que aunque los triatlones vayan en aumento, nunca gozarán de la popularidad de las carreras. Primero, por una cuestión organizativa, (hay que organizar la salida del tramo de agua y hay que organizar muy bien las transiciones agua-bici y bici-carrera, y eso requiere de una infraestructura potente, además de un espacio suficiente para poder hacer estas transiciones correctamente –no me imagino 10.000 triatletas con las 10.000 bicis en la transición-). Y segundo, una triatlón requiere cierto dominio y entrenamiento de 3 disciplinas mientras que un corredor sólo necesita correr.  Para un atleta es más simple prepararse sólo para correr ( y más barato: nada de bici, ni neopreno…).

+ Sigue leyendo

La motivación y la fuerza de voluntad

La motivación y la fuerza de voluntad

3

Todos, quien más  y quien menos tenemos nuestras metas, nuestros objetivos. Bien sean a nivel personal, laboral, deportivo…

El ponerse retos es relativamente fácil:

  • Correr por primera vez un IM,
  • Bajar de 3 horas una maratón,
  • Hacer mi primera carrera popular,
  • Adelgazar 10 kilos…

Nos ponemos retos y enseguida una ola de entusiasmo nos invade y nos da una dosis de energía extra para intentar conseguir nuestros propósitos.

El problema está en que es muy difícil poder mantener esta motivación. Ya sabemos que de un día para otro no adelgazaremos 10 kilos ni en cuestión de 2 semanas estaremos listos para un IM. Son retos y objetivos que conseguiremos a lo largo de un cierto tiempo.

La motivación es siempre de origen psicológico. Y esta motivación viene precedida por un impulso que puede ser de diversa naturaleza:

  • Necesidades fisiológicas.
  • Necesidades de seguridad.
  • Necesidades de pertenencia y de cariño.
  • Necesidades de estima.
  • Necesidades de autorrealización.

Según estas naturalezas podremos comprender por que hay gente que hace deporte y gente que no. Por que hay gente que le gusta el deporte grupal y otros el deporte individual, por que a algunos nos atraen más los deportes competitivos y los demás los deportes cooperativos…

+ Sigue leyendo

¡Voy a hacer un Ironman! ¿Cómo hacerlo?

¡Voy a hacer un Ironman! ¿Cómo hacerlo?

14

 

Llega un punto en el que todo runner quiere avanzar un poco más en sus metas. ¿Y si me animo a hacer una media maratón? ¿Pruebo con una maratón? ¿Y si me preparo durante 3 meses para la mítica maratón de Nueva York? ¿Ya puestos, como también me gusta la bici,  que tal una duatlón o triatlón? Y si la cosa sale bien, ¡pues no será que no tenemos Half Ironmans e Ironmans para hacer! Es más, con un poco de dedicación y ya puestos me preparo para un Ultraman y pongo en aprietos al gran Josef Ajram, publico un libro, salgo en los programas de televisión y aprovechando el body que me ha quedado hago anuncios de ropa interior. Con pulsera incluida

¿Es fácil animarse, verdad?  Pues no es tan fácil como parece. La mente es un factor muy importante en el deporte. En deportes colectivos, por ejemplo, hay muchos  deportistas muy buenos técnica y físicamente, pero si de cabeza no andan bien (ya sea por cuestiones tácticas o motivacionales), no tienen nada que hacer a nivel de élite.

En deportes de larga resistencia ocurre un poco lo mismo. Hay muchos deportistas con capacidad para hacer un Ironman por ejemplo, pero que nunca serán capaces de hacerlo, aunque quisieran.

+ Sigue leyendo