Artículos etiquetados como ‘MCT’

Grasas saturadas I: El coco ¿es bueno o malo?

Grasas saturadas I: El coco ¿es bueno o malo?

0

El coco es el fruto de la Palma del coco o Cocotero, una palmera típica de zonas tropicales, conocida como “el árbol de la vida”.  La composición nutricional del coco va variando a medida que va madurando. Es el fruto más calórico que existe: 100 gramos de coco maduro tiene 360 calorías, de las cuales 40 gramos son de grasa, 4 gramos de proteínas y 15 gramos de hidratos de carbono, de los cuales 10 gramos son de fibra dietética y 5 gramos son azúcares. También es necesario destacar su gran cantidad de minerales, principalmente potasio, magnesio, calcio y fósforo.

El 85-95% de las grasas del coco son grasas saturadas, por lo que durante muchos años se ha considerado una de las frutas más perjudiciales para la salud, particularmente por su supuesta relación con patologías cardiovasculares. Las grasas se clasifican por su grado de saturación: saturadas e insaturadas (monoinsaturadas o poliinsaturadas), aunque también se clasifican por la largada de su estructura bioquímica: triglicéridos de cadena larga, cadena media o cadena corta. Las grasas saturadas del coco son en gran parte grasas de cadena media, los conocidos como medium chain triglycerides (MCT). También contienen otras grasas saturadas de cadena larga no tan interesantes, sobretodo en personas que siguen dieta high-carb.

+ Sigue leyendo

¿Cómo se toma el aceite keto (MCT) para entrar en cetosis?

¿Cómo se toma el aceite keto (MCT) para entrar en cetosis?

0

Este blog tiene más de 10 años y no hay día que alguien no me pregunte como se toma el aceite MCT o cetogénico. Y es que si hay algún suplemento para perder peso que es eficaz es precisamente un suplemento cetogénico.

Como ya he comentado muchas veces, una de las grandes culpables de que engordemos es la insulina. Esta hormona, entre otras cosas, lo que hace es almacenar grasa. El abusar de las harinas y azúcares (pan, pasta, cereales, galletas, refrescos, cerveza…) es lo que hace que nuestro páncreas libere demasiada insulina y terminemos en:

  • Resistencia a la insulina
  • Hiperinsulinemia

De ahí, es fácil llegar a la obesidad, diabetes, tensión arterial alta… En definitiva, lo que se conoce como síndrome metabólico.

¿Y cómo entrar en cetosis?

El problema no es la insulina en sí, sino en como la manejamos. Y es que cuando nos hemos pasado muchos años basando nuestra alimentación en las harinas y azúcares, nuestro cuerpo ya maneja muy mal este chute diario de insulina que tenemos.

Y la forma más fácil es bajando drásticamente los hidratos (básicamente harinas y azúcares). O sea, dieta baja en hidratos.

+ Sigue leyendo