free web hit counter

Artículos etiquetados como ‘lesion’

Prevención de lesiones y psicología

Prevención de lesiones y psicología

0

Cuando hablamos de lesiones siempre pensamos en el cuerpo, nos viene a la cabeza una rotura o un esguince ya sea en la mano, en un brazo, una rodilla, etc. Pero tras una lesión física, a veces existe también una “lesión” en la mente.

Decimos esto ya que, aunque una lesión parezca a simple vista un hecho fortuito o fruto del azar, en la mayoría de ocasiones si analizamos los factores causantes de la lesión veremos que se hubiera podido prevenir.

Factores

La posibilidad de que una lesión se produzca tiene varios factores predisponentes:
Los FÍSICOS: exceso y/o deficiencia de entrenamiento, precalentamiento inadecuado, cansancio físico, mala ejecución del ejercicio, etc.

+ Sigue leyendo

Cómo trabajar sin material el isquiotibial

Cómo trabajar sin material el isquiotibial

0

Cómo ya he comentado en más de una ocasión es muy importante el trabajar el cuerpo de forma equilibrada. De nada me servirá, por ejemplo, el trabajar mucho el pectoral, pero olvidar la dorsal. O matarme en hacer curl de bíceps, pero pasar de mi tríceps. Y ya no hablo de hacer mil y una abdominales y luego limitarse a hacer 10 lumbares. Cualquier desequilibrio muscular, a la larga, es lesión segura.

Y claro, también tenemos a los que trabajan mucho su cuádriceps (sentadillas, saltos, subir escaleras, carrera…), pero olvidan sus isquiotibiales. Y precisamente en esa zona es donde más lesiones hay entre esos grupos de deportistas (corredores, futbolistas…).

El trabajo de isquiotibiales

De todos los músculos que tenemos en las piernas, los isquios, seguramente sean los más olvidados. Y no es que no se trabajen (que la mayoría seguro que sí), sino que no se trabajan lo suficiente en relación a nuestro trabajo de fuerza con el cuádriceps.  Y el isquio no es un músculo precisamente pequeño, así que tenemos de tenerlo muy en cuenta. Mucho trabajo de glúteo, cuádriceps pero poco de isquiotibiales. FAIL.

+ Sigue leyendo

El sistema inmune en el deportista

El sistema inmune en el deportista

0

Entre los que practicamos deporte, uno de nuestros grandes temores son las temidas “infecciones del tracto respiratorio”, conocidas por todos como resfriados, mocos, anginas… Numerosas publicaciones, tratan de estudiar y entender el funcionamiento del sistema inmune y su relación con la actividad física para poder establecer tratamientos efectivos, que permitan a los deportistas disfrutar de una salud de hierro.

Diariamente, todos, sin excepción, estamos en contactos con millones de virus y bacterias diariamente. ¿Si es así, porqué no todos reaccionamos igual enfrente éstos organismos reconocidos cómo “extraños” por nuestro sistema inmune (de defensa)? Todos conocemos aquél compañero de entrenamiento que cada año coge un catarro el 15 de octubre y no lo suelta hasta el 10 de marzo, o que cada primavera no puede salir a entrenar por miedo al polen o las flores. Tal y como reconoció Louis Pasteur (uno de los científicos, cuyas investigaciones tienen mas peso en la medicina actual) antes de morir: “el virus no es nada, el terreno lo es todo”. En otras palabras, “el terreno” es la capacidad de nuestro organismo para luchar y solucionar los “encuentros” con los elementos que nos rodean. Un gran número de elementos cómo la nutrición, el estrés o el ejercicio físico tienen mucha influencia sobre “el terreno”. La mal nutrición, el estrés mantenido o el ejercicio físico intenso pueden ser responsables de una disminución de nuestra actividad inmunitaria provocando que aparezcan alergias, infecciones de repetición u otras patologías mas graves. El ejercicio físico, en si mismo, es un estrés que inevitablemente lleva a una disminución temporal de nuestras defensas (no se puede coger fiebre mientras te persigue un león…).

+ Sigue leyendo

7+1 trucos para empezar a correr

7+1 trucos para empezar a correr

0

La práctica deportiva de correr suele ser una de las más gratificantes que hay para cualquier deportista medio. Se puede hacer casi en cualquier sitio, es gratis, se necesita de poco material, podemos ir escuchando música mientras corremos… Y no son pocos lo que quieren empezar a correr. Muchos, son anti-gimnasio (no les gustan los espacios cerrados ni levantar pesas…), así que la opción es hacer ejercicio al aire libre y de ahí a querer correr hay un paso.

El problema viene cuando no tenemos experiencia al correr y vemos que nos cuesta adaptarnos a esta disciplina: nos lesionamos, nos sobrecargamos, tenemos molestias o dolores articulares.

Así que aquí van unos consejos para empezar a correr.

Trucos para empezar a correr

  • Empezar progresivamente. Uno de los errores cuando empezamos es querer aguantar muchos minutos seguidos. No hay prisa. Podemos empezar combinando el correr con el caminar y así ir progresando poco a poco. Para alguien muy novel, correr 5 minutos seguidos puede ser mucho.

+ Sigue leyendo

¿Hay que calentar con las pesas?

¿Hay que calentar con las pesas?

0

A nadie se le escapa que antes de empezar un entrenamiento hay que calentar. Pero el calentamiento se puede encarar de muchas formas. No es lo mismo calentar para un partido de fútbol, uno de tenis, para hacer un entrenamiento de carrera o para hacer pesas. El concepto calentamiento es el mismo siempre, pero variará en función de la actividad o entrenamiento que haré después.

Con el calentamiento básicamente conseguiré maximizar mi rendimiento y minimizar el riesgo de lesión.

Fases de un calentamiento de pesas

  • Cardio a baja intensidad. Para empezar a activar un poco el corazón nada mejor que un poco de cardio. Andar rápido, trote suave, bici…
  • Movilización de articulaciones: cadera, brazos, muñecas, rodillas… vital puesto que tendremos que levantar bastante peso con las pesas.
  • Trabajo específico. Si ese día (por ejemplo), trabajaremos pectoral y bíceps, entonces deberemos hacer un trabajo de calentamiento que atenga precisamente a estas zonas del cuerpo. Unas flexiones, unos fondos o algunas repeticiones con gomas elásticas nos ayudarán.

Y vale la pena no tener prisa para realizar el calentamiento. Es más, cuanta más edad tengamos más importante es calentar. Nuestra calidad muscular disminuye con el paso de los años así que es importante dedicarle más tiempo al calentamiento.

+ Sigue leyendo

Cómo hacer pesas correctamente

Cómo hacer pesas correctamente

0

Ya sabemos que un cuerpo fuerte, tonificado, es calidad de vida. Es aumentar nuestro metabolismo. Es evitar enfermedades. Es evitar engordar en un futuro. Y para trabajar la fuerza lo podemos hacer de varias formas:

  • Con nuestro propio cuerpo
  • Con máquinas
  • Con gomas
  • Con mancuernas/pesas
  • Con pesas rusas
  • Pelotas medicinales o sacos de peso
  • …..

Un sinfín de formas para endurecer y tonificar nuestro cuerpo. Y no son pocos los que optan por las pesas o mancuernas (y más ahora que estamos semiconfinados y que no podemos ir al gim).

Si bien el trabajo de pesas no es que sea algo excesivamente difícil sí que es necesario conocer 3 cosas básicas para poder trabajar correctamente.

+ Sigue leyendo

¿Cuánto tiempo tengo que descansar entre entrenos?

¿Cuánto tiempo tengo que descansar entre entrenos?

0

El descanso es una pata fundamental de todas las que forman parte de nuestro objetivo de salud. De hecho, las diferentes patas serían estas:

  • Entrenamiento
  • Alimentación
  • Descanso
  • No estrés, tomar el sol

Hay que tener en cuenta todos los factores. Cuantos más controle mucho mejor para mi cuerpo. De poco me servirá entrenar bien y duro si por ejemplo no descanso lo suficiente

¿Tan importante es el descanso?

La mayoría de gente es precisamente a lo que menos atención le presta. Intenta entrenar bien, sigue una dieta más o menos estricta pero no tiene en cuenta el descanso. A mi entender el descanso como tal, hace referencia a dos tipos diferentes:

  • El descanso nocturno. El dormir. Si dormimos las horas suficientes (7-8 horas seguidas), nuestra musculatura estará descansada, oxigenada y eso nos hará rendir mejor durante los entrenos. Y el riesgo de lesión disminuirá. Si sois por ejemplo de los que entrenáis por la mañana, sabréis que no es lo mismo entrenar duro después de dormir 6 horas que 8. Por un día no pasará nada, pero si esta dinámica se va repitiendo veremos como el rendimiento cae y se acentúa el riesgo de lesión.

+ Sigue leyendo

El descanso entrena y el entreno desentrena

El descanso entrena y el entreno desentrena

0

El fisiólogo y especialista en endorinología Hans Selye fue el primero en describir el Síndrome General de Adaptación, o tal y cómo se conoce ahora, Ley de Selye. Para que nos entendamos, las fases para ser cada días mas fuertes son:

1. Entreno. «Stress» para el cuerpo!!! (si no es «stress» sirve para regenerar, disfrutar, pero NO para mejorar!).

2. Durante el «stress» me adapto: aumento la frecuéncia cardíaca, sudo, consumo energía, degrado los músculos…

3. Descanso: me recupero del «stress» y genero adaptaciones para conseguir que la siguiente vez ese «stress» sea más fácil de vencer. Fase llamada de SUPERCOMPENSACIÓN.

+ Sigue leyendo

¿Qué es la osteopatía?

¿Qué es la osteopatía?

0

Es habitual, que las personas que practicamos deportes con asiduidad tengamos molestias, dolores o problemas orgánicos cómo problemas digestivos, estrés… que nos dificulten el seguimiento de nuestro plan de entrenamiento. En la línea del post de Albert sobre la acupuntura, hoy hablaré de la Osteopatía. Sin ninguna duda, en nuestro entorno todo el mundo conoce a alguien que se visita con un supuesto osteópata, pero ¿todos sabemos que hace la osteopatía? ¿qué nos puede ofrecer? ¿qué diferencias tiene respecto a otras terapias como la fisioterapia?

La Osteopatía es una forma asistencial diferente, basada en un diagnóstico y una exploración particular. Entiende el organismo globalmente, y basa su exploración en el movimientos de las estructuras, no sólo de huesos y músculos, sino también de las vísceras (estómago, intestino…). Todo lo que se mueve con normalidad (no sufre restricciones o hipermovilidad) es, en principio, considerado saludable. Para la osteopatía, un problema lumbar puede provocar estreñimiento, y un estreñimiento puede provocar un problema lumbar. El cuerpo es un todo y se influye mutuamente lo “de dentro con lo de fuera”.

El tratamiento se basa siempre en el movimiento de las estructuras rígidas, dejando de la mano del cuerpo restablecer la salud una vez se mueve mejor. Uno de los principios de la osteopatía, y de casi todas las medicinas alternativas, es que el cuerpo “tiene la habilidad para encontrar la solución de sus problemas” y que los terapeutas sólo tienen que influir en la restricción de éste camino hacia la salud. Si a mi me duele la rodilla, porqué la pelvis está rígida, moviendo la pelvis el organismo debería encontrar la solución. La gracia, o el arte, esta en saber dónde está la restricción del camino hacia la salud.

Bajo mi punto de vista, es una gran elección delante de un problema de salud, aunque para mi, existen algunos vacíos que otras asistencias sanitarias si tratan de llenar. Para mi, se “olvidan” de la influencia química del organismo. El pH de la sangre, la fluidez de la membrana de una célula, etc. También influyen en la movilidad global del cuerpo. Todos hemos notado cómo nuestro cuerpo se vuelve rígido con una gripe o la mañana siguiente a una fiesta “pasada de vueltas”. Para ello, la acupuntura mediante el tratamiento de los canales de energía, o otras ciencias no alternativas cómo la Psico-Neuro-Inmunología mediante la nutrición y la suplementación pueden ser una buena elección para el tratamiento de nuestras molestias! Un claro ejemplo, es el de Albert, qué por mucho que estirara sus gemelos, mucho que le trataran la movilidad de la pierna, etc. no consiguió vencer su calambres hasta que alguien les mejoró el funcionamiento de su hígado. Así de simple, así de complejo. Sólo apto para personas con la capacidad para aceptar que no lo sabemos todo. Mi opinión es que nunca lo sabremos todo… por suerte.

Lesiones musculares. AINES

Lesiones musculares. AINES

0

Durante nuestras largas horas de entrenamiento, todos hemos experimentado molestias o roturas musculares, contracturas… Existen numerosas teorías acerca de cuál es la mejor forma de afrontar la recuperación de nuestras molestias para poder volver cuánto antes a disfrutar entrenando.

Soy consciente de que cada lesión tiene características particulares, y que cada persona es un mundo. En líneas generales, la tendencia habitual es la toma de anti-inflamatorios no esteroideos (AINES) cómo el ibuprofeno, acompañado de un reposo total, con el fin de reducir la inflamación de la zona. Los AINES son inhibidores de una enzima (COX-2) responsable de la síntesis de Prostaglandinas, unas sustancias responsables del dolor y parte de la inflamación.

En los últimos años, un gran número de publicaciones han estudiado el efecto de los AINES sobre el daño muscular. Y… ¡SORPRESA! Publicaciones en American Journal of Physiology (y en muchas otras revistas de impacto) han observado que las prostaglandinas son elementos imprescindibles para inducir la regeneración y recuperación del tejido muscular. La inhibición de COX-2 frena la infiltración de células responsables de regenerar el músculo, y el aumento de las prostaglandinas es necesario para frenar la inflitración de leucotrienos, células que se «comen» el tejido. En otras palabras, la inflamación es la señal para que el cuerpo envíe las células responsables de la curación, además de permitir que éstas células se conviertan en tejido muscular y no hagan una cicatriz que sea muy vulnerable a volver a romperse de nuevo. Todos hemos visto futbolistas que se rompen una vez y otra de la misma zona…y estoy convencido que la toma de AINES juegan un papel clave en éste círculo vicioso.

Aunque todos hemos observado la mejoría del dolor cuando tomamos un ibuprofeno deberíamos de pensar si compensa su toma, ahora que sabemos que la inflamación es responsable del proceso de recuperación. En algunas ocasiones compensará, ¡pero en muchas otras no!.

En artículos posteriores seguiremos comentando que hacer con nuestras lesiones para conseguir una recuperación rápida y eficaz, con el objetivo de potenciar los mecanismos del organismo para recuperarnos y adaptar nuestro tejido a nuevas situaciones lesionales.