Artículos etiquetados como ‘empezar a correr’

Me canso muy rápido al correr

Me canso muy rápido al correr

1

Uno de los indicadores para saber si alguien está en forma es ver su capacidad aeróbica. Y la mayoría de personas sedentarias ven que se cansan mucho al correr. Te vienen y dicen: “No puedo correr” o bien “Me canso rápido al correr”.

El no poder correr puede tener cierta lógica si alguien sufre de articulaciones (tobillos, rodillas, cadera) o si directamente tenemos sobrepeso (ese peso de más, nos lastra y lesiona cuando intentamos correr, trotar, dar saltitos…). Ahí sí que recomendaría no correr y optar por las actividades acuáticas, bici o similar puesto que son actividades que no requieren de impacto.

Pero otra cosa es cansarse muy rápido cuando empezamos a trotar o correr.

Y aquí hay 2 factores a tener en cuenta:

  • Factor muscular: que mi cuerpo tenga un mínimo tono muscular para poder aguantar algunos minutos corriendo.
  • Factor cardíaco. El corazón es un músculo y como tal hay que entrenarlo. Si nuestras pulsaciones se nos disparan muy rápido, será normal que nos fatiguemos pronto. Respiramos aceleradamente, el oxigeno no llega a los músculos y eso hace que tengamos que parar.

Y aquí están las claves. Realmente todos tenemos la capacidad muscular para estar ni que sea 5 minutos trotando. O para estar 1 hora andando por un monte. Por más sedentarios que seamos algo andaremos, subiremos algunas escaleras… Así como el tren superior si no lo ejercitamos lo tendremos débil (mucha gente es incapaz de hace 1 flexión de brazos), no ocurre lo mismo con las piernas: todos podemos andar a nuestro ritmo sin fatigarnos.

+ Sigue leyendo

Como empezar a correr sin cansarse

Como empezar a correr sin cansarse

10

 

Para los que estáis habituados a correr, a menudo nos vemos obligados a parar de hacer deporte. Las razones pueden ser varias:

  • Lesión
  • Exceso de trabajo
  • Problemas familiares
  • Depresión, ansiedad, stress…

Y llega un punto en el que, solventados los problemas (o no), queremos volver a la carga.  No estoy hablando de un parón de 2 semanas o un mes. Estoy hablando de parones de varios meses. A veces entramos en una dinámica negativa y vamos postergando nuestra vuelta de nuevo al “trabajo” y van pasando las semanas hasta que no nos damos cuenta y resulta que llevamos medio año sin hacer nada.

Con mi experiencia he visto que un deportista que practique deportes colectivos o individuales como el tenis, badminton… le es más fácil volver a practicarlos. Esa necesidad de competir, de interaccionar con otros deportistas, de socializarse, de ir a tomar algo después del partidito, supongo que hace más fácil esa vuelta al deporte.

Pero los deportistas que sólo están habituados a correr y que además son deportistas que no están habituados a competir en carreras, que entrenan según las ganas, que lo hacen en solitario, esta vuelta a los entrenamientos suele ser más complicada. Y llena de excusas:

  • No entreno porque hace frío.
  • No encuentro el pulsómetro.
  • No tengo mucho tiempo.
  • Ufff… si me pongo hoy, mañana tendré muchas agujetas y no desaparecerán en muchos días.
  • Mejor empiezo otro día, con más calma.

+ Sigue leyendo