Artículos etiquetados como ‘Ciclismo’

¿Se puede ganar a los 40?

¿Se puede ganar a los 40?

3

 

El mundo del deporte se alimenta a base de récords y retos “imposibles” y de como estos se van superando. Al menos en cuanto el deporte de élite se refiere.

Los que somos consumidores de ello estamos ávidos de ver como un deportista puede saltar 1 cms más o correr 1 segundo más rápido. Siempre estamos a la expectativa de ver, no sólo quien gana, sino de cómo lo hace.

Y el mundo del deporte no deja de sorprendernos. Ahora ha sido el ciclista Chris Horner que a sus 41 años ha ganado la vuelta a España (3 semanas). Nunca un ciclista tan longevo había ganado una gran ronda por etapas. Y encima hablamos de ciclismo… seguramente el deporte más estigmatizado por la lacra del deporte. Y encima hablamos de un deportista de los Estados Unidos, que se vio salpicado por el doping por estar en el mismo equipo que Lance Armstrong. Y encima hablamos de alguien que se declara fan de la coca-cola y las chocolatinas. Y encima el día después de ganar la Vuelta “desaparece” cuando tenía que pasar un control (un malentendido que se ha aclarado). Y encima hablamos de alguien, que pese a formar parte de la zona noble del pelotón internacional, no ha cosechado grandes triunfos. Y de un día para otro y a sus 41 años gana de forma rotunda una gran vuelta por etapas.

¿Cuánto menos sospechoso, no?

Chris Horner, conocedor de esas sospechas ha hecho algo que no es muy usual en el mundo de los deportistas de élite: publicar su pasaporte biológico y así despejar todas las dudas al respecto.

+ Sigue leyendo

Carreras ciclistas: no siempre gana el más fuerte

Carreras ciclistas: no siempre gana el más fuerte

1

 

El tramo de bici  es el tramo más largo de los 3 que componen un triatlón y el que más tiempo nos va a llevar para entrenar y  competir. Asimismo,  las carreras ciclistas de un día, suelen ser carreras de 100-200 kms y por tanto, de varias horas de competición. Cuando un deporte de resistencia nos ocupa varias horas tanto los entrenamientos como la competición son algo diferentes de otras disciplinas de resistencia más cortas. O sea, no es lo mismo entrenar para un medio maratón que para una carrera ciclista de 120 kms. En la carrera a pie, me puedo permitir ir a más intensidad, entrenar en series, controlar mejor mis ritmos… pero en la carrera ciclista, al ser más larga, iremos a menos intensidad y tácticamente deberemos ser muy buenos para ver cuando podemos apretar un poco, cuando ir a rebufo, conocer nuestro cuerpo y saber si andamos bien o no, entre muchas otras cosas.

Cuanto más dura una carrera mayor es la variedad de escenarios que me puedo encontrar. Si yo hago una carrera de 10 kms, si sé que son llanos, yo iré a hacer mi carrera; sabré a que ritmos correr, cuando podré apretar un poco, si puedo sprintar en el último km…lo tendré todo más o menos controlado. Pero cuando la carrera es larga, como es el caso de las carreras ciclistas, todo se vuelve más complejo, y aún más si hablamos de la bici dentro de un triatlón. Además, al ser tan largas, tendré que hidratarme en carrera, comer algo, en algunas carreras no se permite ir en grupo, en otras sí…en definitiva hay tantas variables a tener en cuenta que  una mala estrategia o preparación de esta carrera o segmento me pueden hundir.

El entreno de la bici, no nos permite ser tan metódicos como en la carrera pie. En la bici, no nos movemos por minutos por km y muchas veces no se trata de hacer un tiempo determinado en una etapa sino simplemente de ser el más rápido. En la bici nos movemos más por bloques de varios kms y aquí no buscamos batir nuestra marca por 30 segundos como haríamos en una carrera de 10km. Ello puede provocar que en una carrera ciclista no siempre gane el más rápido, sino el que mejor ha planteado su estrategia.

+ Sigue leyendo

La pubalgia: razón y solución con tratamientos

La pubalgia: razón y solución con tratamientos

235

 

No creo equivocarme si digo que todos hemos experimentado o conocido por un compañero afectado de ello las molestias púbicas; un dolor de origen incierto, con referencias dolorosas inespecíficas que aumentan en la actividad física y de desaparición espontánea tras un sinfín de tratamientos, que sólo resultan si se acompañan de Reposo Absoluto. Pues bien, en referencia a esto: decir que el Reposo Absoluto no es una elección de tratamiento; sino más bien una acción a la desesperada, y que la lesión a la que nos referimos es muy habitualmente mal diagnosticada y por consiguiente mal tratada. En la gran mayoría de los casos se diagnostica como “Pubalgia” y se atribuye a razones meramente mecánicas.

Craso Error. La expresión “Pubalgia” no hace más que referirse a una molestia a nivel púbico, lo cual no es un diagnóstico en absoluto, y puede ser debido a un sinfín de alteraciones de distintos orígenes. La predominante es un desequilibrio muscular, con una diferencia de tensiones musculares entre el complejo abdominal y aductores en la gran mayoría de los casos. Como razones menos habituales se presenta el origen ligamentoso (articulaciones con déficits de movilidad) y de origen visceral. Y aquí reside el problema: la gran mayoría de la pubalgias son de naturaleza compuesta. No os imagináis cuantos pacientes no encuentran una dinámica de mejora constante porque su tracto intestinal no cumple una función de motilidad correcta o sus lumbares –por ejemplo– no cumplen su función. Podríamos hablar incluso de razones de carácter emocional en el entorno sexual; pero ya sería meternos en guisas demasiado complicadas.

+ Sigue leyendo