Artículos etiquetados como ‘bicicleta’

Entrenar y preparar mi primer duatlón

Entrenar y preparar mi primer duatlón

47

 

Ni “chicha ni limoná”. Decir que uno hace duatlones es como decir que  uno se ha ido de vacaciones a Portugal cuando los demás se han ido al caribe o a Australia. Te quedas igual.  Ni la mística de hacer un maratón, ni la grandeza de hacer un Ironman. De mis deportistas que compiten, la mayoría lo hacen en carreras a pie y triatlón. Los duatletas puros, son pocos. Ver aquí.

Bromas aparte y a grandes rasgos, podemos dividir a los deportistas de resistencia en dos grandes grupos.

  • Los runners: bien sean de 10 km, medias maratones o maratones. Incluso los que se animan a hacer una Maratón des Sables. Y todas las variantes de montaña.
  • Los Triatletas: se dedican a hacer triatlones de cualquier distancia y con los Halfs e Ironmans en el punto de mira.

Evidentemente un grupo se solapa con el otro, pero normalmente encontraríamos a estos dos grupos muy diferenciados: los que sólo corren y los que tiran más hacia los triatlones, aunque también hagan carreras a pie.

¿Y a dónde ponemos a los duatletas? Rara vez se ha puesto en contacto conmigo un atleta diciéndome que su objetivo era prepararse para un duatlón (para ser sinceros, nunca). O bien su objetivo era una carrera a pie o bien un triatlón. O directamente una carrera ciclista. A lo mejor entre medias podremos hacer un duatlón como preparación al triatlón, pero prepararse exclusivamente para un duatlón es algo poco frecuente. Al menos en zonas costeras como Catalunya. Imagino que gracias al mar, a los lagos o a los embalses, es más propicia la práctica de triatlones, que no en zonas de interior, donde seguramente la práctica del duatlón sea algo más extendida.

Sea como fuere, hay un perfil de atleta que sólo se dedica a correr y nunca le ha venido en mente hacer un duatlón o triatlón. A lo mejor descarta el triatlón por el tema del agua (no sabe nadar o simplemente no le gusta el agua o bien vive en una zona donde no hay mar, ni lagos y todo ello le dificulta en exceso).

+ Sigue leyendo

El Ironman y la bici: factores a tener en cuenta

El Ironman y la bici: factores a tener en cuenta

3

 

El sector de la bici en el Ironman es el tramo más largo, 180 kms. Será de las tres, la disciplina que más tiempo nos llevará y eso debería repercutir en el entrenamiento. Es por ello que debemos tener en cuenta varios factores. Muchos de los triatletas de larga distancia, provienen de las carreras y por tanto la bici no es un medio natural para ellos. Serán muchas horas de entrenamiento encima de la bici además del día de la competición en sí misma, así que es imprescindible estar bien acoplados a la bici: saber a que altura y posición debemos poner el sillín, los reposaderos de los brazos y los pedales. Estos tres elementos son los tres puntos de apoyo del cuerpo, y de ellos dependerá, en mayor medida, que optimicemos nuestra puesta apunto encima de la bici y de paso, evitemos lesiones.

El material deportivo, como las bicis, neoprenos, pulsómetros, zapatillas deportivas, casco…, son materiales que por cuestiones obvias debemos tener para nuestra práctica habitual. En función del dinero que nos queramos gastar su calidad irá en aumento. Pero no deberíamos correr en el error de caer en las “pijadas” técnicas. Nuestro rendimiento dependerá de nuestras piernas y de su entrenamiento. Un buen material aún no ha hecho a nadie ganador de un Ironman por sí solo. El material debe ser bueno, de calidad y ligero, pero debemos tener claro lo que nos puede ayudar y lo que es mero ornamento.

Para el entrenamiento de bici, lo más lógico es poder entrenar al aire libre. El rodillo no es un sustituto real del entrenamiento en carrera, pero a veces no tenemos más remedio que hacerlo. O rodillo o bien alguna sesión de spinning. Así al menos tenemos la consciencia tranquila ;).

La diferencia entre entrenar en rodillo y en carretera, está en que en la carretera, del 40 al 50% del movimiento durante el entreno se produce gracias a la aceleración de la masa. En el rodillo normalmente no hay piñón libre y  deberemos vencer la totalidad de la resistencia durante el 100% del tiempo para poder girar la manivela. Eso sí, el entrenamiento en el rodillo hace trabajar la musculatura de forma mucho más intensa, por lo tanto, será aconsejable disminuir la frecuencia cardíaca de entrenamiento sobre el rodillo unas 5-10 pulsaciones.

+ Sigue leyendo