¿Qué agua tomar?

¿Qué agua tomar?

0

El agua es una sustancia líquida formada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno (H2O). Es esencial para la vida, cubre aproximadamente el 71% de la superficie terrestre y el cuerpo humano está compuesto, en un 70%, por agua (varía con la edad e hidratación).  Su consumo es imprescindible para el ser humano y podemos morir a los pocos días si no nos hidratamos.

La literatura médica común establece un consumo mínimo diario de 1 litro de agua al día en el caso de un varón adulto, aunque estas necesidades varían mucho según la edad de la persona, el sexo, la realización de actividad física (sudoración), la nutrición (alimentos como la fruta también contienen una gran cantidad de agua), u otros factores. En cualquier caso, la hidratación es imprescindible para la vida humana.

En la mayoría de las casas de los países desarrollados tenemos la suerte de tener agua potable para nuestro consumo diario. Muchos de nosotros, interesados en el cuidado de nuestra salud, nos decidimos por el agua embotellada o filtrada, aunque según un estudio americano el 22% del agua embotellada contiene sustancias químicas artificiales y marcas importantes como Coca-Cola ha reconocido que vendió, en el Reino Unido, agua del grifo como si fuera agua embotellada. A pesar de todo ello, por sabor y “feeling” algunas aguas embotelladas de nuestra tierra (rica en manantiales protegidos)  me proporcionan mayor confianza que el agua de Barcelona, aunque reconozco que algunas zonas rurales tienen agua de gran calidad.

Comprar agua en un supermercado puede llegar a ser terriblemente complicado: diferentes precios, bajas en sodio, de mineralización débil, ricas en minerales, con gas añadido, sin gas, con gas no añadido… y ahora, hasta con sabor a manzana o a melocotón. Incluso el envase puede ser motivo de compra para facilitar su transporte o ser más ecológicos.

En mi opinión:

  • Elige Agua Mineral Natural ya que está libre de bacterias, y tienen prohibido el añadido de sustancias artificiales. Además puedes elegirla de los manantiales conocidos.
  • Escoge 3-5 marcas diferentes de agua y alterna su consumo. A veces por rutina, estamos largos periodos de tiempo consumiendo agua de las mismas marcas, y es recomendable variar por si las moscas… ¿no?
  • Decídete por su sabor. Aunque se defina el agua como un líquido incoloro e insípido, las aguas más blandas son de mineralización más débil, y las más duras de mayor mineralización. Que siente bien y sea apetecible es recomendable para consumirla diariamente.
  • No consumas agua excesivamente fría. El agua tiene mayor asimilación si se encuentra entre 15 y 20 grados.
  • Las aguas con mayor mineralización tienen propiedades mineralomedicinales gracias a la presencia de magnesio, calcio y otros minerales, aunque tengan un elevado residuo seco, para algunos no muy beneficioso. Por otro lado, las de menor mineralización favorecen el filtrado y la eliminación de líquidos (y también de minerales). Yo, por sabor y por sensaciones, prefiero el agua mineralizada, aunque siempre tengo alguna botella de agua muy baja en minerales, ya que resulta menos pesada en el estómago y es más apetecible en ciertos momentos.

Sin ánimo de hacer propaganda, quisiera manifestar mi “gusto” por el agua de Vilajuïga, un pueblo del Empordà, una zona de la costa catalana. Esta agua es muy rica en magnesio y calcio y tiene un sabor impresionante. Tiene una punta de gas (no añadido, naturalmente presente) que la hace apetecible a cualquier hora del día y la sensación de hidratación que produce es muy intensa. Resulta difícil de encontrar en las tiendas y restaurantes y, según dicen, Elton John es uno de sus seguidores incondicionales

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 20 años. Y desde hace 15, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario