Pruebas de esfuerzo. ¿Realmente evitan las muertes súbitas?

Pruebas de esfuerzo. ¿Realmente evitan las muertes súbitas?

0

Parece ser que las autoridades sanitarias van a ponerse serios con las pruebas de esfuerzo para deportistas. Al menos desde la Secretaria General de l’Esport de  Catalunya.

Objetivo: reducir el mínimo posible el número de muertes súbitas.

Ya en su día, escribí un artículo sobre las muertes súbitas, relacionadas con el maratón. Fue a raíz de la muerte de un participante en el maratón de Barcelona de 2013. Por una parte estuve de acuerdo con la necesidad de hacerse pruebas de esfuerzo regularmente, pero la excusa que daban para ello era porqué así reducirían las muertes súbitas.

De alguna forma nos estaban diciendo: Las muertes súbitas ocurren por un fallo de nuestro corazón, por tanto es necesario chequear nuestro corazón de vez en cuando.

Y yo me pregunto: ¿de verdad no hay otras causas que el simple fallo cardíaco? ¿por qué no las estudiamos? ¿Por qué falla el corazón? Parece que a la administración la da pereza u otra cosa, no estudiar las posibles causas.  Y no quiero ser malpensado. El corazón se para, sí. Pero, ¿por qué?

Y es que no podemos quedarnos de brazos cruzados y decir que no sabemos de dónde vienen las muertes súbitas y limitarnos sólo a las pruebas de esfuerzo. Es como decir que los accidentes de coche se producen sólo por un exceso de velocidad, sin pararse a pensar si los coches tienen airbags, si la señalización es la más correcta, si el conductor iba o no bebido… Podemos controlar la velocidad, pero seguro que continuará habiendo accidentes por culpa de los conductores bebidos u otros factores…

Fijaros:

  • La mayoría de muertes súbitas son de atletas con mucha experiencia
  • Todos ellos pasaron habitualmente pruebas de esfuerzo y sin problema

¿Entonces? ¿Es lógico pensar que aunque nuestro corazón esté sano, pueda haber algo más detrás de estas muertes, no?

Hidratación y comida durante el esfuerzo

En pruebas de larga duración; de maratón hacía arriba, la hidratación y alimentación son muy importantes.

Imaginemos dos casos:

  • Un deportista está corriendo un maratón y está pasando por el km 34. Ya lleva 3 horas de esfuerzo y lógicamente su nivel de hidratación no es muy alto. Mira su cronómetro y ve que tiene que apretar un poco si quiere hacer la marca prevista. Se toca su bolsillo y coge un gel de cafeína. Ello le dará un chute de energía, lo espabilará.

Chute de cafeína + deshidratación: riesgo elevado de paro cardíaco.

  • Un deportista está corriendo un maratón y está pasando por el km 34. Lleva más de 3 horas corriendo. Su nivel de hidratación no es muy alto. Tiene que beber y así lo hace. Bebe agua. Se nota aún más sediento. Bebe aún más agua. Tiene aún más sed. Cae desfallecido. Muere. ¿qué ha pasado aquí? A partir de las 3 horas aprox. nuestro cuerpo a parte de grandes cantidades de líquido, pierde también sales minerales, con lo cual la rehidratación no tiene que venir dada sólo con agua sino también con sales minerales. Si voy bebiendo agua pero voy perdiendo sales, esta diferencia entre agua y sales es la que me va a provocar un paro cardíaco. Es lo que se conoce como hiponatremia dilucional.

Y estas dos causas son muy frecuentes. Bien sea por querer apretar demasiado y no ser consciente de ello y otra por pensar que vamos bien rehidratados cuando realmente no es así. Y eso puede afectar tanto al más novato como al más experimentado. Yo os avanzo que muchas de las muertes súbitas que ocurren se deben a uno de estos dos factores. Pero la culpa siempre es del corazón (obviamente es el órgano que falla en última instancia), y nadie comenta ninguno de los dos puntos que he explicado.

Mi pregunta es: ¿cuántos de los deportistas de resistencia conocen los 2 peligros acabados de exponer? Muy poquitos por no decir ninguno (los profesionales, tal vez).

¿Y cuántos conocen la necesidad de hacerse pruebas de esfuerzo? Seguramente todos (las terminen haciendo o no, que es otra cosa).

¿Por qué desde la administración no se informa de ello? ¿Por qué no se educa y forma a los deportistas para que se hidraten y coman correctamente? ¿Por qué esta insistencia machacona de obligarnos a hacernos pruebas de esfuerzo cuando la principal causa de las muertes súbitas es por lo que comemos y bebemos y no por un fallo congénito de corazón?

Una vez obligados todo los deportistas al 100%, a hacer pruebas de esfuerzo, cuando estas muertes pasen otra vez, ¿a qué achacarán la culpa?  A la no realización de las pruebas de esfuerzo, seguro que no. ¿Al azar?¿ O es que a cierta industria no le conviene que miremos hacia el tema geles, hidratación…?

En Catalunya hay unas 20 muertes súbitas al año. ¿Cuántas de estas, no serán realmente por factores como los de la alimentación, hidratación, drogas…? No lo sabemos. No nos lo dicen. Omertá.

Las pruebas de esfuerzo. ¿Negocio encubierto?

Así pues, Catalunya quiere ponerse manos a la obra y obligar a todo deportista a pasar una prueba de esfuerzo. Y para empezar, dicha prueba la tendrán que pagar los deportistas. En Catalunya a día de hoy, hay más de 550.000 licencias federativas.

Esta prueba, en función de qué queremos examinar exactamente y dónde nos la hagamos, cuesta entre 50 y 150 euros.  Con los gastos que conlleva un deporte federado, todo lo que sea ir sumando gastos, lo único que hará será que la gente se dedique a otra cosa.

Y si nos quieren obligar, pues bien. Pero con unas condiciones (que a día de hoy no se cumplen):

  • Necesidad de unos criterios regulatorios. Ya que se trata de controlar nuestro organismo, es de necesidad el de imponer unos criterios para regular esto.
  • Esta prueba tiene que estar estandarizada. Cada centro, cada clínica, nos la pueden hacer de forma distinta. Eso no tiene sentido.
  • ¿Prueba de esfuerzo máximo o submáximo?
  • ¿Análisis cardiológico o de consumo de oxígeno?

Ya veis que las cosas no son tan simples como parecen. Si nos quieren obligar, perfecto, pero sólo 2 cosas:

  • Que a la par, formen también sobre los problemas de una mala alimentación e hidratación en carrera (causantes reales de muchas muertes súbitas)
  • Que las pruebas de esfuerzo se estandaricen y que informen claramente al deportista de qué se está evaluando y examinando.

Sin estos dos puntos, cualquier pensará que detrás de esta “obligación” realmente se esconde un negocio que no es precisamente el de reducir las muertes súbitas.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario