Prevención de lesiones. Entrenamiento con tirante musculador

Prevención de lesiones. Entrenamiento con tirante musculador

0

 

Ya es bien conocido por la sociedad que las actividades deportivas y el ejercicio producen beneficios muy positivos en el estado físico de las personas: reducción de la obesidad, de las enfermedades cardiovasculares y de muchos otros problemas de salud. Actualmente, hay un auge en la práctica de carreras de fondo, siendo practicada cada vez más por más y más personas. No obstante, correr también puede producir efectos negativos, como causar lesiones, especialmente en las extremidades inferiores. Son varios los estudios que se han dedicado a investigar sobre el tipo de lesiones con más incidencia en los corredores de larga distancia, en los entrenamientos y en la competición. Los resultados indicaron que la rodilla es la articulación que mas lesiones padecían los corredores de fondo con un rango que iba del 7,2% al 50%. Otras lesiones que padecían también, aunque con menos frecuencia, eran en el gemelo y el tendón de Aquiles (rango de 9% al 32,2 %), pies (rango de 5,7 % al 39,9 %) y parte superior de la pierna, isquiotibiales y cuádriceps (rango de 3,4 % al 38,1 %). La zonas con menos lesiones son las extremidades inferiores, los tobillos y las caderas, con un rango de 3,9 % a 16% y 3,3 % a 11,5 %, respectivamente (R.N Van Gent y col, 2007).

Es por ello que considero fundamental realizar un buen trabajo de prevención de lesiones, especialmente para las rodillas. Actualmente, uno de los ejercicios que estoy utilizando mucho a mis deportistas, es el trabajo excéntrico con el tirante musculador (TM) o cinturón ruso.
El tirante musculador fue desarrollado en la antigua URSS y utilizado en los entrenamientos de atletas de este país. Unos años después Hans Ruf (entrenador de la selección Española de atletismo) fue quien los introdujo en España. Actualmente, se está utilizando en muchos deportes y se considera una herramienta fundamental para el trabajo de fuerza debido a su facilidad de uso y su bajo coste de adquisición. Además, una de sus características y beneficios es su bajo riesgo de lesión y la seguridad con la que permite desarrollar una mejora del sistema musculo-tendinoso.

 

 

Los resultados de algunos estudios se resumen a continuación (Marzo E.S y col, 2005):

  • Después de 2 semanas de entrenamiento los sujetos exhibieron un aumento del 43% en el valor obtenido de la 1 RM (repetición máxima).
  • Incremento de un 8 % de los niveles de potencia.

La respuesta electromiografía (actividad eléctrica del músculo) expresado en % de la máxima contracción voluntaria se obtuvieron las siguientes equivalencias:

  • TM con 0 kg de carga extra equivale al ejercicio de medio squat de 50 %.
  • TM con 10 kg de carga extra al ejercicio de medio squat de 60 %.
  • TM con 20 kg de carga extra al ejercicio de medio squat de 70 %.

 

El hecho de producir respuestas neuromusculares equivalentes al medio squat sin sobrecargar la columna vertebral presupone que dicho medio de entrenamiento puede ser utilizado de manera beneficiosa como substituto del entrenamiento con sobrecarga en casos en los que exista peligro de lesión en la columna vertebral (Padulles J,.M y col,2005).

Además, la adaptación que tiene lugar al entrenarse de forma isométrica (estática) con el TM causa un engrosamiento del tendón rotuliano, habiendo sido éste comprobado después de 6 semanas de entrenamiento a través de la evaluación ecográfica (García-Manso et al. 2004).

Como se puede observar, resulta una herramienta muy útil para el trabajo de desarrollo muscular y para la prevención de lesiones. Además, resulta un método barato, eficaz y de fácil utilización.

 

 

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario