¿Peso libre o máquinas?

¿Peso libre o máquinas?

0

 

El mundo del fitness y de los gimnasios en general,  ha evolucionado y mucho, en los últimos años. Los gims, han pasado de ser unos centros arcaicos con simples barras de hierro destinados a gente culturista y amante del músculo, a centros dirigidos a todo tipo de gente. Ahora son centros modernos, adaptados con todas las comodidades posibles y con todo tipo de maquinaria que nos hará posible conseguir nuestros objetivos de la forma más agradable posible.

Pero el novato que entra por primera vez en un gim, y más concretamente en la sala de pesas, puede asustarse un poco: sólo ve un amasijo de hierros, barras, discos, máquinas con formas muy raras…

Para los que ya somos usuarios cuando vemos una máquina (sea cual sea el modelo), ya sabemos si se trata de una máquina para trabajar pectoral, dorsal, tríceps… Incluso para los más avanzados, podemos encontrar varias utilidades para una misma máquina.

Pero si una cosa tienen en común todos los gimnasios es en la diferenciación de dos zonas:

  • Zona de pesos libres (entendemos como pesos libres mancuernas y barras). Con espejos incorporados en la pared, para mayor goce del personal.
  • Zona de máquinas.

Y aquí es donde nos entra la primera duda. ¿Qué diferencia hay entre unas y otras? ¿Puedo usar indistintamente tanto las mancuernas como las máquinas?

Un profano en la materia que se quede observando la sala, verá que en la zona de pesos libres están mayoritariamente hombres de cuerpo fornido y bastante o muy musculados y que las mujeres o hombres de perfil no tan musculado están en las máquinas. Este pequeño análisis nos puede ayudar a sacar alguna conclusión, pero seguro que no sería muy correcta. Veremos que no hay ir a un extremo ni al otro y que tanto las pesas como las máquinas, y la combinación de ambas, nos pueden ayudar a conseguir nuestros objetivos. Será gracias a nuestra práctica cuando veremos si nos será más útil trabajar con un material o con otro.

Para empezar, si somos novatos, lo mejor serán las máquinas. El razonamiento es simple: están pensadas para dar una mayor comodidad al usuario, permiten graduar muy fácilmente y rápidamente el peso que levantamos y nos guían el movimiento. O sea, nos será imposible (casi) ejecutar mal el movimiento. Y así de paso, el cuerpo procesa como se ejecuta cada movimiento para cuando queramos trabajarlo con peso libre.  Simplemente deberemos tener la espalda bien recostada, hacer el movimiento lento y ponerse un peso acorde a nuestra capacidad.

El peso libre en cambio, tiene la gran ventaja de que también trabaja la coordinación neuromuscular y hacemos un trabajo más global.

Por ejemplo: si hago un ejercicio de bíceps en máquina, simplemente deberé sentarme en dicha máquina, poner los codos encima de una plataforma blanda que tendré enfrente, agarrar las presas y hacer el movimiento sin que los codos se despeguen de dicha plataforma. Si se me despegan, seguramente será porque llevo demasiado peso. Lo bajo, y listos. Pero no deberé preocuparme de nada más. En cambio si deseo hacer bíceps con peso libre, un ejercicio podría ser hacerlo con barra y de pie. Estando de pie deberé estar semi flexionado (para no cargar mucho la zona lumbar), eso me permitirá poder levantar algo más de peso que con la máquina, y con el esfuerzo, también estaré implicando la musculatura de los hombros, seguramente una porción del dorsal también quedará implicado y si sé como contraer el abdominal para aislar mejor el bíceps, también estaré implicando esta zona.  Además, deberé vigilar de subir los dos brazos a la vez procurando no hacer más fuerza con un brazo que con el otro (puesto que eso haría que me desequilibrara). Trabajaría de una forma más completa.

Entendiendo que los novatos deberían ceñirse al trabajo con máquinas, veamos mejor cuales son las ventajas de trabajar con un material o con otro.

Ventajas de las máquinas

  • Recorrido guiado. Como mucho trabajamos de forma bidimensional. Poco riesgo de lesión.
  • Correcta localización muscular. Es fácil saber que músculo estamos trabajando y trabajarlo bien.
  • Requiere mí­nima experiencia de manejo.
  • Apto tanto para principiantes como para expertos.
  • No hace falta que nadie nos vigile si estamos trabajando bien o no.
  • No permite poner el kilaje de forma fácil y rápida.

Ventajas del peso libre

  • Aparte de los músculos motores primarios, trabajan los músculos sinergistas y fijadores, con el fin de estabilizar el peso para que no se vaya a los costados, sin embargo con las máquinas esta acción se anula.
  • Mayor número de ejercicios, ángulos y recorridos. En ejercicio de pectoral en máquina, por ejemplo,  sólo nos permite hacer el movimiento de una forma en concreta, pero con peso libre podemos jugar con un trabajo de distintos ángulos y recorridos y así trabajar el pectoral de otras formas según nos interese.
  • Mí­nimo material para poder trabajar todos los grupos musculares. Mucha gente entrena en casa simplemente con un par de mancuernas y una barra.
  • Mejora de la coordinación y equilibrio muscular. Ideal para los deportistas que busquen un rendimiento deportivo. Así nos acercamos más al entrenamiento funcional: trabajamos de una forma tridimensional, recreando así mejor nuestra realidad cotidiana o de nuestro deporte.
  • Nos permite mayor ganancia muscular.

Deberíamos desterrar la idea de que los pesos libres son sólo para gente que quiera muscular y ponerse grande. Para deportistas de cualquier disciplina y para todo aquél que quiera tener un cuerpo fuerte y harmonioso (y ya tenga algo de experiencia con las máquinas), los pesos libres le darán un plus que las máquinas no le darán.

www.preparadorfisicoonline.com

 

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario