Experiencias místicas del ultrarunner

Experiencias místicas del ultrarunner

9

 

En los últimos años, se ha producido un “ultrarunner boom” entre gente de todas las edades y clases sociales. El “deporte del ultrarunning” consiste en un grupo de personas (a veces también en solitario), que corre a lo largo de un circuito más o menos marcado, muchas veces entre la naturaleza más extrema: montes, valles, ríos… y meteorología muy variada, desde el sol más brillante al viento más cortante, pasando por la lluvia más refrescante.

Para muchas personas, el ultrarunner es un “loco”, que está en una búsqueda constante. Quizás un infeliz o un incomprendido. No obstante, para algunos de ellos, es mucho más que simplemente empujar al cuerpo más allá de lo que normalmente se considera posible. Para muchos, el ultrarunning va acompañado de experiencias místicas, comparables a las vividas durante rituales indígenas. La fatiga experimentada no es únicamente el agotamiento muscular más puro, sino que entran en juego numerosas formas diferentes de fatiga, como por ejemplo factores bioquímicos (energía), fisiológicos (hormonas), o mentales (emociones); cada una de ellas relacionada e influenciada por las otras, convirtiendo la experiencia de correr durante largas horas en una vivencia global y única.

+ Sigue leyendo

2 trucos para mejorar nuestro pectoral y dorsal

2 trucos para mejorar nuestro pectoral y dorsal

8

 

“Ojalá mañana pudiera hacer lo mismo pero levantando menos peso”. Esto es lo que me dijo una vez un antiguo compañero de trabajo en el gim en el que trabajábamos los dos.

Y tenía toda la razón del mundo. No por más kilos que levante,  ni seré más fuerte, ni más musculado, ni más fibrado. La calidad de la repetición es la variable que más nos ayudará a lograr nuestros objetivos.

En mi experiencia como técnico de fitness, entrenador personal y usuario de instalaciones deportivas puedo decir que un 80% de la gente que hace pesas, no ejecuta los movimientos correctamente. No trabajan bien. A veces, me quedo un buen rato observando a alguien y me digo a mi mismo: “si entrenaras menos días, con menos peso y mejorando la ejecución de los movimientos lograrías mejores resultados.”

Pongamos que 1 día trabajo pectoral levantando 60 kilos en un press banca y la siguiente semana hago lo mismo pero levantando 80 kilos. E imaginemos que si pudiéramos tener un indicador que nos mostrara el resultado del entrenamiento, éste nos diera que hemos conseguido el mismo objetivo en los dos entrenamientos. En estas condiciones, ¿qué sería mejor para mi cuerpo? Pues, trabajar levantando 60 kilos. Así mi cuerpo no se estresa tanto, no lo sobrecargo tanto y evito lesiones.

La filosofía  de trabajo sería lograr mis objetivos y para ello levantar el mínimo peso posible.  Así, si puedo conseguir mi objetivo levantando 60 kilos, no tengo porque “matarme” levantando 80 o 90. No sería bueno para mi salud.

+ Sigue leyendo

El Método Burt: correr a nuestra velocidad objetivo

El Método Burt: correr a nuestra velocidad objetivo

5

 

De métodos para mejorar nuestras marcas hay muchos. Y como dice el refrán, “cada maestrillo tiene su librillo”. Para mi no hay sólo un método efectivo. Hay muchas formas de poder entrenar bien y de forma efectiva.  Lo que me puede hacer correr más a mi, a lo mejor no lo hace con otro corredor de las mismas características. Cada corredor debe probar el tipo de entrenamiento que mejor le funciona en cada momento. También puede ser que durante unos determinados años nos funcione muy bien un sistema de entrenamiento determinado y luego, por cuestiones que desconocemos, tenemos que cambiar a otro sistema totalmente diferente. Muchos deportistas y no hablo sólo de corredores (tenistas, golfistas, atletas…) cambian a menudo de entrenador. A la que ven un estancamiento, cambian el entrenador con todo lo que ello conlleva (planificación diferente, entrenamientos diferentes, metodología diferente…).  Y no es que el anterior entrenador sea mal. Simplemente necesitamos un cambio. Y este cambio hay que saber gestionarlo.

Estos cambios, a menudo radicales, muchas veces hacen que el deportista esté más motivado y mejore sus resultados.

Pues bien, un método de entrenamiento de carrera es el denominado Método Burt. Su creador fue Marshall Burt, un entrenador de élite de atletas americano.

Burt, tenía una máxima: “Para correr rápido, hay que correr a la velocidad objetivo, por poca que sea la distancia que recorras.” O sea, lo que viene a decir es que si tu objetivo es correr la maratón a un promedio de 4 minutos, siempre que entrenes (bien sea un entrenamiento corto, largo…) siempre lo hagas a este ritmo.

Según este método si ruedas más lento que tu velocidad objetivo, tu cuerpo y tus músculos no van a poder correr más rápido cuando se de el caso.

+ Sigue leyendo

Oposiciones a Policía Local: O como no hacer bien las abdominales

Oposiciones a Policía Local: O como no hacer bien las abdominales

5

 

“Abdominales en 1 minuto: Elevación sucesiva del tronco durante 1 minuto con las piernas flexionadas, los brazos en la nuca y los pies sujetados. Los codos tienen que tocar las rodillas en la subida y la espalda entera debe tocar el suelo en la bajada.”

Esta prueba tal cual la veis redactada es una de las pruebas que se realizan para opositar al cuerpo de la Policía Local en Catalunya. Ignoro si en todos los ayuntamientos realizan esta misma prueba cuando se oposita a policía, pero tengo constancia de que en muchos, sí se realiza.

Vayamos a desmenuzar el redactado de la prueba por partes:

Piernas flexionadas.

En principio una buena abdominal tiene que ser con las piernas flexionadas. Eso sí, de cintura para abajo, no hay que hacer esfuerzo alguno,

Brazos en la nuca.

Podemos tener los brazos en la nuca, en el pecho, completamente estirados al lado del cuerpo… Pero si optamos por ponerlos detrás de la nuca, no debemos caer en el error de utilizar las manos para estirar del cuello y así ayudarnos a subir. Podríamos tener alguna lesión a nivel cervical.

Si opto por poner las manos detrás del cuello que sea simplemente para sujetar esta zona y no se vaya para atrás, no para ayudarme a subir. + Sigue leyendo

La pubalgia: razón y solución con tratamientos

La pubalgia: razón y solución con tratamientos

235

 

No creo equivocarme si digo que todos hemos experimentado o conocido por un compañero afectado de ello las molestias púbicas; un dolor de origen incierto, con referencias dolorosas inespecíficas que aumentan en la actividad física y de desaparición espontánea tras un sinfín de tratamientos, que sólo resultan si se acompañan de Reposo Absoluto. Pues bien, en referencia a esto: decir que el Reposo Absoluto no es una elección de tratamiento; sino más bien una acción a la desesperada, y que la lesión a la que nos referimos es muy habitualmente mal diagnosticada y por consiguiente mal tratada. En la gran mayoría de los casos se diagnostica como “Pubalgia” y se atribuye a razones meramente mecánicas.

Craso Error. La expresión “Pubalgia” no hace más que referirse a una molestia a nivel púbico, lo cual no es un diagnóstico en absoluto, y puede ser debido a un sinfín de alteraciones de distintos orígenes. La predominante es un desequilibrio muscular, con una diferencia de tensiones musculares entre el complejo abdominal y aductores en la gran mayoría de los casos. Como razones menos habituales se presenta el origen ligamentoso (articulaciones con déficits de movilidad) y de origen visceral. Y aquí reside el problema: la gran mayoría de la pubalgias son de naturaleza compuesta. No os imagináis cuantos pacientes no encuentran una dinámica de mejora constante porque su tracto intestinal no cumple una función de motilidad correcta o sus lumbares –por ejemplo– no cumplen su función. Podríamos hablar incluso de razones de carácter emocional en el entorno sexual; pero ya sería meternos en guisas demasiado complicadas.

+ Sigue leyendo

Resistencia Aeróbica: Nuestra base para ser unos buenos runners

Resistencia Aeróbica: Nuestra base para ser unos buenos runners

16

 

En un anterior post hablaba sobre la resistencia anaeróbica (láctica y aláctica). Hoy le toca el turno a la resistencia aeróbica. La podríamos definir como la capacidad de realizar un esfuerzo a una intensidad determinada pero con suficiente aporte de oxígeno.

Dentro de la resistencia aeróbica nos encontraremos con la potencia aeróbica y la capacidad aeróbica.

Potencia aeróbica
Serán esfuerzos que irán de los 2 minutos hasta los 15 minutos. Acordaros que la resistencia anaeróbica láctica llegaba hasta los dos minutos. Vamos en orden.

De 2 a 15 minutos. El  Test de Cooper y la Course Navette, serían dos pruebas que medirían esta vía.

El objetivo de entrenar este tipo de resistencia sería aumentar la capacidad de transporte de oxígeno y aumentar la productividad cardíaca.

A diferencia de la resistencia anaeróbica, en la potencia aeróbica hay mas presencia de oxigeno con lo cual nuestra intensidad deberá ser algo más baja, en torno a un 80%. La fuente de energía será el glucógeno  y las pulsaciones podrán llegar a las 170. Ir al 80% es bastante con lo cual nuestras pulsaciones deberán ser bastante altas. De hecho tanto la Navette como Cooper, son pruebas consideradas submáximas. El lactato lo tendremos en cantidades cercanas a 6-12 mm. Nos dejará trabajar mejor, puesto que no son esfuerzos 100% intensos. (Recordad que la resistencia anaeróbica láctica -de 45 a 120 segundos-, el lactato era de 12-18 mm).

Importante el tiempo de recuperación. La densidad sería 4:1 hasta 1:1. O sea, por cada 4 unidades de trabajo puedo descansar 1 y por cada unidad de trabajo puedo descansar 1. Así que tenemos un margen bastante amplio.

Pongamos un ejemplo, las tan temidas series de 1000 mts.

+ Sigue leyendo

La resistencia anaeróbica láctica y aláctica

La resistencia anaeróbica láctica y aláctica

62

La resistencia la podríamos definir como la capacidad física básica de mantener un esfuerzo sin que  disminuya el rendimiento.

No hace falta ser un experto para saber que existen varios tipos de resistencia. No es lo mismo correr un 1.500 que hacer una maratón o un ironman. Con lo cual nuestros entrenamientos de resistencia diferirán bastante entre sí, en función del tipo de prueba que queramos disputar.

Hoy hablaré de la resistencia anaeróbica. El término anaeróbico hace referencia a que no hay oxígeno. Más en concreto sería la capacidad de realizar un esfuerzo de alta intensidad sin el aporte suficiente de oxígeno.  Así que ya nos podemos imaginar qué tipo de pruebas o esfuerzos formaran parte de este tipo de resistencia; de esfuerzos explosivos de 1 segundo hasta 2 minutos (la prueba de los 800 mts por ejemplo)

Dentro de la resistencia anaeróbica (R.An) nos encontramos a dos conceptos: R.An. láctica y la R.An. aláctica.

La láctica se dará cuando haya acumulación de lactato. En pruebas de 400 mts o 800 mts al estar bastantes segundos a alta intensidad, nuestro cuerpo acumula este láctato. El cuerpo no puede estar mucho más tiempo a alta intensidad. El lactato nos obliga a bajar nuestro rendimiento.

La vía aláctica en cambio,  se da cuando el esfuerzo es muy corto y no da tiempo al cuerpo a fabricar el ácido láctico.

Veamos un poco más sobre ello.

La Resistencia Anaeróbica Aláctica

Ya hemos dicho que este tipo de resistencia se caracteriza por unos esfuerzos muy cortos y explosivos.

Por una parte nos encontramos con unos esfuerzos de menos de 5 segundos (carrera de 30 mts, detén vertical…). La intensidad es la máxima posible y la fuente de energía es el ATP (trifosfato de adenosina). La intensidad es del 100%.

Entrenando multisaltos, o subidas cortas, estaríamos entrenando este apartado.

Y por otra parte tenemos a unos esfuerzos que nos llevarán unos 5-20 segundos (carreras de 40 mts, 100 mts, carreras lanzadas, multisaltos…)

+ Sigue leyendo

Como comenzar a correr y no asfixiarse en el intento

Como comenzar a correr y no asfixiarse en el intento

394

La persona que ya ha practicado algún deporte, bien sea el fútbol, la natación, el tenis o lo que sea, ya tiene cierta capacidad de “sacrificio” y le será más fácil empezar a correr.

El problema está en toda aquella gente que nunca se ha caracterizado por hacer deporte (bien por no interesarle o bien por ser demasiado patosa) y un buen día, ya sea por prescripción médica o por que todo su circulo de amigos hace deporte, decide activarse un poco. En estos casos, lo más fácil es comprarse un par de zapatillas y ponerse a correr. Fácil, barato y accesible a todo el mundo.

Como entrenador personal online que soy, no hay día que no me encuentre a alguien de estas características. Por cierto, por 50 euros el trimestre, te puedo ayudar a ganar resistencia y que seas capaz de aguantar más minutos corriendo sin fatigarte.

Pero claro, el correr implica impactar. Cuando corremos, damos pequeños saltitos. Esto va bien porque liberamos mucha energía en cada impacto, pero por otra parte nuestras pulsaciones se nos disparan en poco tiempo.

Aviso que si sois de los que corréis no por gusto sino por querer adelgazar os estáis equivocando. Si yo engordo por una mala alimentación, adelgazaré gracias a una buena alimentación. Para ello, la dieta cetogénica es la mejor, puesto que tiene controlada vuestra insulina y eso hará que adelgacéis. Si queréis saber algo más sobre como adelgazar a partir de la cetosis, leed aquí.

Imaginemos que en reposo estamos a 70 pulsaciones, y empezamos a correr despacito. Seguramente en un par de minutos ya estamos a 120 o 130 pulsaciones. Este cambio tan brusco y tan rápido, nos hará que nos cueste respirar, que empecemos a correr mal y a agobiarnos pensando que tendremos que estar así 30 o 40 minutos. Con lo cual los novatos abandonan pensando que no están hechos para la carrera y se dedican a otra cosa.

+ Sigue leyendo

Las superseries: como ganar más músculo

Las superseries: como ganar más músculo

7

Como ya hemos comentado en anteriores posts, el trabajo de fuerza es muy importante para un deportista de resistencia. Un cuerpo fuerte puede correr más y mejor.  Durante la temporada, si hacemos un trabajo de mantenimiento general (1 día por semana), trabajando la fuerza resistencia, nos ayudará.

Pero imaginemos que nos hemos puesto como reto hacer un Ironman o una triatlón para el verano de 2011. Vamos con tiempo y a parte de nuestros entrenamientos de carrera, bici y natación, podremos hacer un trabajo más específico de tonificación. Es importante remarcar que no es bueno estar por ejemplo 1 mes haciendo sólo pesas y luego empezar con los entrenamientos de carrera. El trabajo de pesas siempre debería ser paralelo al de carrera, bici y natación. Si trabajamos la fuerza es para que nos ayude en nuestra disciplina. Por lo tanto, cuando hagamos pesas, a la par, deberemos trabajar todo lo demás. Hago esta aclaración porque hay gente que se toma 1 mes sabático de todo lo que sea cardio y se mata durante ese mes a hacer pesas. Y según como, el cuerpo puede sufrir un cambio brusco (sobretodo si no está acostumbrado a las pesas), y eso podría terminar en lesión.

Pero volvamos al caso que nos ocupa. Tengo casi 1 año para prepararme y la fuerza será una variable muy importante a tener en cuenta. Dar brazadas, pedalear, correr durante tanto tiempo requiere de mucha fuerza (física y de voluntad). Y no os cojáis la fuerza sólo como una variable física. Si yo me noto fuerte, me noto entero, esto me servirá de ayuda para hacer mejores entrenamientos, para estar más motivado, para ganar en confianza, para lesionarme menos. Fijaros que todo está interrelacionado. Al ser pruebas tan largas, necesitamos controlar las mayores variables posibles.

Con tanto tiempo por delante me puedo permitir el lujo de trabajar la fuerza de una forma más intensa. Puedo incluso darle más importancia que los entrenamientos de cardio. Ya tendremos tiempo más adelante para dar prioridad a la carrera y todo lo demás y dejar en un segundo plano las pesas.

+ Sigue leyendo

Aspectos preventivos en la actividad física: las lesiones

Aspectos preventivos en la actividad física: las lesiones

2

Como ya sabemos, el deporte bien practicado es una fuente de vida y salud. Pero si no tenemos en cuenta unas medidas de prevención podemos caer fácilmente en las tan temidas lesiones.

Normalmente cuando hablamos de lesiones todo el mundo se imagina una tendinitis, una sobrecarga, un pinzamiento, una rotura muscular… pero lo cierto es que la práctica deportiva va más allá de hacer un buen calentamiento y de entrenar de una forma progresiva. Hay muchos más factores a tener en cuenta y que sin duda nos ayudaran a poder entrenar mejor y a evitar según que problemas. Algunos son de sentido común, pero nunca está de más tenerlos en cuenta para así mejorar nuestra calidad de entrenamiento.

Higiene personal

Después del entrenamiento es necesario ducharse, cambiarse de ropa. Así evitamos tener algún problema dermatológico.

Sobretodo si nos duchamos en unos vestuarios con demás gente, es necesario el uso de chanclas así evitamos los hongos.

Además, el tener el pelo corto o recogido, tener las uñas cortas y limpias, no llevar ni relojes ni anillos, ni pulseras… hará que nuestra práctica deportiva sea algo más segura.

+ Sigue leyendo