Resultados de búsqueda

Promoción año nuevo Entrenador Personal online

Promoción año nuevo Entrenador Personal online

1

Empezamos un nuevo año y con él, los buenos propósitos. Y uno de ellos suele ser el de ponerse en forma, adelgazar, ganar masa muscular…

Y la verdad que no es algo tan complicado como parece, pero para ello hacen falta saber algunas cosas que realmente no son muy complicadas.

En mis 12 años como entrenador personal online he podido comprobar de primera mano como siguiendo unas pautas sencillas podemos ponernos en forma sin mucho problema.

Y básicamente a gente de este perfil:

  • Gente con poco tiempo libre
  • Que básicamente quiera entrenar desde casa
  • Que no tenga material o en su defecto tenga un par de gomas elásticas o unas mancuernas
  • Que tenga un nivel deportivo nulo o relativamente bajo

Después de las casi 1000 personas que han pasado por mí, un gran % son de este perfil y son los que mayores beneficios consiguen de un entrenamiento online.

Y siempre partiendo de vuestro estado inicial y de vuestras características y motivaciones. Si a alguien no le gusta correr o no puede saltar, es obvio que en sus entrenos no deberá realizar ninguna de estas actividades.

La fuerza (capacidad indispensable de trabajar para obtener los beneficios que nosotros queremos), se puede trabajar de muchas formas. Simplemente con un poco de intensidad (adaptada a esa persona) y con poco tiempo a la semana, ya vemos grandes resultados y en pocos días.

A veces, uno va con la idea de tener que sacrificarse mucho, haciendo cosas que a uno no le gustan o no le hacen sentir cómodo o bien que tendrá que pasar mucho tiempo hasta ver algunos resultados.

Y para empezar el año con buen pie os ofrezco una promoción.

En lugar de los 75 euros trimestre habituales podéis contar con mis servicios por 50 euros trimestre u 80 euros por 6 meses.

Tiempo más que suficiente para ver resultados.

¡Pregúntame sin compromiso!

www.preparadorfisicoonline.com

 

 

Entrenador personal para mujeres. Entrenos online

Entrenador personal para mujeres. Entrenos online

1

Hace más de 12 años que me dedico al mundo del entrenamiento online y durante todos estos años he podido perfeccionar mi forma de trabajar de forma virtual. Y no ha sido fácil. Empecé por allá el 2006 y en esos momentos, si bien había ya muchos entrenadores personales con su web, el formato entrenamiento personal online, prácticamente no existía. Es más, no voy a engañar a nadie si afirmo que fui uno de los pioneros de los entrenos online en España. No existía una web puramente sólo de entrenamientos online. Así que tuve que crecer aplicando el sentido común, a través del ensayo-error y observando lo que se cocía en los USA, donde ahí sí, el formato online, ya estaba más trabajado.

Y en todos estos años de trabajo online he podido sacar varias conclusiones sobre mis deportistas. Y una de ellas es que las mujeres, necesitan trabajar de otra forma que los hombres. Y no es que sus objetivos sean distintos. Aquí no hay mucha variedad:

  • Perder peso
  • Ganar tono muscular. Definir

Pero es que después de estos 12 años de trabajo online y entrenadas a más de 400 mujeres, sí que he podido observar un perfil muy recurrente:

  • Mujer de mediana edad, con hijos pequeños, que se encarga de la mayoría de las tareas del hogar, con poco tiempo libre y que en caso de querer entrenar o ejercitarse un poco, solo lo puede hacer en su casa. No tiene tiempo para ir al gimnasio o simplemente no le gusta el ambiente que ahí se respira o bien, por una cuestión económica, prefiere ahorrarse ese costo.

+ Sigue leyendo

Lactobacillus Gasseri. ¿Un probiótico que ayuda a perder grasa?

Lactobacillus Gasseri. ¿Un probiótico que ayuda a perder grasa?

6

Ya había visto multitud de productos que nos ayudan -supuestamente- a perder peso: cremas, pastillas, fajas, parches, gadgets… pero no me suena haber visto a un probiótico para tal fin, como este Lactobacillus Gasseri.
Y es que últimamente nos están bombardeando mucho por internet con este probiótico. Casi tanto como con el producto Kankusta Duo, del que también hablamos en su momento.
Un probiótico, en principio, nos ayuda a:
• Mejorar la digestión
• Aumentar nuestro sistema inmune
• Prevenir enfermedades
Pero los amigos del probiótico L.Gasseri nos aseguran que su producto nos hará eliminar la grasa del vientre que (resulta que la grasa no se puede eliminar de forma localizada, pero este laboratorio -Cell Innov- nos asegura que sí).
El yogur, la leche, el queso, son alimentos con altos niveles de probióticos pero estos laboratorios se pasan por alto esta cuestión. Evidentemente buscan vender su producto.
Para dar un poco de empaque y credibilidad a esta historia se “inventan” que unos investigadores japoneses avalan el producto. Obviamente ni sabemos sus nombres, ni nos dejan ver esos estudios.
Hicieron simplemente un pequeño estudio y vieron al cabo de 12 semanas que los participantes habían perdido una cantidad importante de peso. Se nos dice, que dichos participantes no habían cambiado ningún hábito cotidiano. Simplemente habían tomado L.Gasseri. Pero como no sabemos qué estudio es este ni nos explican nada sobre ello, lo tenemos que coger todo con pinzas.

A día de hoy, la forma más rápida de acelerar nuestro metabolismo y hacer que queme más son los entrenamientos interválicos de alta intensidad (HIIT). Poca duración y alta intensidad. Si quieres saber más de ello clica aquí.

 

Laboratorios Cell Innov. L-Gasseri

Según los Laboratorios Cell Innov, al tomar este probiótico, fortalecemos nuestra flora intestinal y gracias a ello eliminamos las grasas de nuestro organismo. Es una falacia. Que sea cierto que un probiótico mejore nuestra flora intestinal no tiene nada que ver con perder grasa y adelgazar.
Simplemente nos dicen que toda la importancia respecto a la pérdida de peso recae en el intestino, que ahí es donde reside nuestra flota intestinal.

+ Sigue leyendo

Mayor eficiencia=Mayor rendimiento

Mayor eficiencia=Mayor rendimiento

0

En los últimos años, un gran número de atletas se han visto beneficiados de la eficiencia energética para mejorar su rendimiento. Ser eficiente energéticamente, desde mi punto de vista, es que todas las vías de producción de energía funcionen lo mejor posible. Durante una prueba, el cuerpo utiliza diferentes fuentes de energía: hidratos de carbono (glucosa libre en sangre, glucógeno muscular y hepático), grasas (triglicéridos intra-musculares, libres en sangre, ácidos grasos…) y proteínas (aminoácidos cómo la Glutamina o los BCAA pueden convertirse en glucosa). El cuerpo utilizará una fuente u otra dependiendo de la intensidad y la duración del ejercicio, pero también de la nutrición del día a día, del tipo de entrenamiento y del ritmo ingesta-entrenamiento-descanso.

Con presencia de oxígeno (es decir por debajo del umbral anaerobico), la producción de energía procedente de glucosa aporta 36 o 38 moléculas de ATP (energía) por cada molécula de glucosa, y por cada molécula de grasa el cuerpo puede conseguir 140 moléculas de ATP, por lo que conseguir que la mayor cantidad posible de energía provenga de las grasas (triglicéridos intra-musculares), sin que ésto suponga una disminución del ritmo de carrera, aumentará el rendimiento. De hecho, uno de los factores que hace que los atletas africanos sean los mejores en las carreras de fondo es su gran eficiencia energética.

Aumentar la capacidad del cuerpo para utilizar las grasas, significará un retraso en el gasto de las reservas de glucógeno, un aumento de la producción de energía, permitirá mantener los niveles de glucémia más estables evitando las temidas pájaras, y, sobretodo, permitirá tener una mayor energía cerebral. Éste último, es un factor clave, ya que como todos sabemos, el rendimiento empieza y termina en la cabeza.

Sea cual sea tu disciplina deportiva, utiliza la nutrición y el entrenamiento para mejorar la eficiencia energética. Después de la motivación, yo lo considero el segundo factor más importante para rendir, junto con la plantificacion del entrenamiento.

La carrera como método para mejorar en la bici

La carrera como método para mejorar en la bici

0

Muchos corredores utilizan la bici como elemento complementario en sus entrenamientos. La bici nos permite no castigar tanto las articulaciones y hacer un trabajo de alto volumen que nos va a ir muy bien de cara a nuestros objetivos de carrera.

Pero también esto funciona a la inversa: los ciclistas pueden usar los entrenamientos de carrera para mejorar en su disciplina.

Ahora estamos a inicios de otoño y dentro de nada entraremos en el invierno. Y eso significa frío. Y cuando hace frío no hay  nadie a quien le apetezca salir en bici y hacer 3, 4 o incluso más horas encima de la bici.  Y si encima llueve, peor aún.

Con el frío es difícil animarse y hacer cualquier actividad al aire libre, y siempre será mejor hacer algo más corto e intenso que no estar 3 horas encima de la bici. Lo bueno de la carrera es que enseguida entramos en calor. Al estar corriendo, estamos dando saltitos y ello ayuda a entrar rápido en calor. En cambio, con la bici, nos va a costar más.

Con lo cual, ahora que llega el frío puede ser una buena opción el salir a correr aunque sea poco rato a sabiendas que nos va a ir bien para la bici.

 Corto pero en subida

Entrenamientos de corta duración pero con algo de desnivel. Si en lugar de  correr en llano, lo hacemos en pequeñas cuestas, nuestras articulaciones, tendones y en definitiva nuestros músculos se harán más fuertes. No hace falta ir a una intensidad elevada. Con que seamos capaces de estar 20-30 minutos a un ritmo medio, pero con alguna cuesta entremedias nos será suficiente.

+ Sigue leyendo

¿Es lo mismo correr en cinta que al aire libre?

¿Es lo mismo correr en cinta que al aire libre?

0

Ahora con la llegada del otoño y después el invierno, muchos de nuestros entrenamientos serán indoors. Bajo techo. A parte de si estos entrenamientos son más o menos aburridos (obviamente para el que le gusta correr o ir en bici al aire libre, hacerlo indoor es muy pero que muy aburrido), siempre tenemos la duda de si estamos trabajando exactamente lo mismo que si entrenáramos al aire libre. La respuesta es no. Si nos centramos sólo en el correr, no es lo mismo correr al aire libre que hacerlo en una cinta de correr.

Correr en cinta implica:

  • Correr en la misma superficie de contacto. Al aire libre hay muchas superficies (asfalto, pista, aceras, hierba, tierra…), pero si corremos en cinta, sólo hay una superficie
  • El ritmo siempre es el mismo. Si lo quiero cambiar lo tengo que hacer manualmente, pero no tengo la libertad que tengo en el aire libre de poder cambiar el ritmo en un momento dado o de ampliar la zancada si así lo deseo.
  • Voy corriendo y la cinta pasa por debajo de mis pies. La técnica no es la misma que cuando corro al aire libre. En el aire libre yo tengo que hacer algo más de esfuerzo en cada zancada para ir avanzando.

Sólo he puesto 3 puntos aunque hay más. Pero son suficientes para ver que no es lo mismo correr en indoor que en outdoor. Pero además hay otra cosa no menos importante:

+ Sigue leyendo

HIIT: un poco de sufrimiento para mucho beneficio

HIIT: un poco de sufrimiento para mucho beneficio

2

El entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT), aunque ahora lo hemos adaptado al entrenamiento de fuerza, empezó a ser estudiado sobretodo en los deportes de resistencia. Gibala et. al, en 2006, observó que las adaptaciones metabólicas conseguidas habitualmente por el entrenamiento de resistencia de alto volumen, pueden conseguirse con muy rápido con un sorprendente pequeño volumen, cuando se entrena con HIIT. A pesar de ser de muy bajo volumen, produce mejoras notables en el ejercicio físico aeróbico. Algunas investigaciones encuentran, mejoras en el VO2máx. después de pocas semanas de entrenamiento con HIIT, y otras no encuentran diferencias, por lo que se cree que las principales adaptaciones a nivel muscular, son las principales responsables de un mayor rendimiento en diferentes tests.
+ Sigue leyendo

Entrenamiento para corredores: cuestas para ganar fuerza

Entrenamiento para corredores: cuestas para ganar fuerza

0

Como he escrito en varios posts la intensidad es una variable clave para adelgazar. Para adelgazar y mejorar nuestro rendimiento deportivo.  A nuestro organismo le gusta entrenar con intensidad, más que por los beneficios en sí durante el entrenamiento sino por los beneficios que obtendremos durante las horas posteriores.

Y en estas, tenemos a los corredores, que en la mayoría de ocasiones desoyen los consejos de entrenar la fuerza para mejorar su condición física. No les gusta trabajar en el gim, no les gusta el trabajo de fuerza, quieren dedicar su poco tiempo de entrenar sólo a la carrera. Sufren a la hora de entrenar la fuerza. Así como muchas deportistas sufren lo indecible cuando corren, otros sufren lo mismo cuando levantan hierros.  Cada uno con sus características. Pero les gusto o no a los corredores, el trabajo de fuerza es importante.

Sprintando por la montaña

Pero podemos encontrar una fórmula que nos permita:

·         Trabajar la fuerza

·         Trabajar la potencia aeróbica

·         Mejorar nuestra condición física

·         Evitar lesiones

Y esta fórmula puede ser la de sprintar, hacer series, en cuestas. O sea, en subida. Bien es verdad que muchos runners contemplan el trabajo de series para mejorar en la carrera, pero aquí el objetivo es distinto.

Cuando uno hace series para mejorar su marca en un 10k, dichas series son con una intención: marcamos unos ritmos a seguir, marcamos una pausa muy determinada…

Pero en esta metodología no:

·         Serán series siempre cortas

·         Siempre al máximo de nuestra intensidad

·         La recuperación nunca será completa

·         El volumen total del entreno será corto

+ Sigue leyendo

Entrenamiento de fuerza mientras andamos

Entrenamiento de fuerza mientras andamos

0

Mucha gente quiere empezar a ponerse en forma y no encuentra la manera. Por pereza, por no saber cómo, por fatigarse demasiado pronto… No les gusta las pesas, odia correr, no quiere nadar… ¿Así difícil, verdad?

En su día escribí un artículo que se titulaba Cómo empezar a correr y no asfixiarse en el intento. La idea era algo muy sencillo: combinar el correr con el caminar. El trabajo de baja o moderada intensidad, hace que nos vayamos adaptando al esfuerzo y casi sin querer, veremos cómo nuestra condición física va mejorando paulatinamente.

Pero hoy voy a darle una vuelta de tuerca al tema. Si empezamos de 0 podemos optar por 2 cosas:

  • Lo que comenté en su momento en dicho artículo que acabo de enlazar un poco más arriba; combinamos el correr con el caminar. Iremos ganando resistencia y endureciendo las piernas sin mucho esfuerzo. Progresaremos en función de las mejoras que veamos. Pero necesitamos ser un poco aptos para correr. Si somos incapaces de correr ni que sean 10 segundos seguidos o tenemos mucho sobrepeso, mejor no empezar con esto.
  • Y la otra alternativa: sólo andar pero añadiendo algún elemento de fuerza durante la caminata.

Andando y trabajando la fuerza

Y es que este segunda opción es muy atractiva y nos será muy útil.

La idea es muy simple:

Vamos a andar (siempre a buen ritmo, con ropa deportiva…) y cada 10 minutos, nos paramos y hacemos un ejercicio con unas cuantas repeticiones.  Imaginamos que nos vamos a andar durante 1 horita. Podemos ir por el monte, en el paseo marítimo…siempre será mejor ir a una zona donde no haya coches y podamos andar tranquilamente, si puede ser entre la naturaleza.

O sea, empezamos a andar y cuando cumpla 10 minutos de caminata, paro y hago  un ejercicio, vuelvo a caminar durante 10 minutos, paro para hacer otro ejercicio de fuerza…y así sucesivamente hasta hacer 1 horita de caminata. En este ejemplo pararíamos 6 veces en total para hacer un ejercicio de fuerza.

Siempre serán ejercicios que podamos hacer bien en función de nuestra condición física y el número de repeticiones serían en función también de nuestras características y capacidad.

+ Sigue leyendo

Una gran fuente de hidratos: los tubérculos

Una gran fuente de hidratos: los tubérculos

2

Hay quién considera que los Homo Ergaster fueron los primeros homínidos que tuvieron que sobrevivir en un entorno desértico y hostil, alimentándose principalmente de productos de origen animal. La adaptación a dicho entorno, requirió una evolución en nuestro diseño, que a día de hoy aún conservamos: nuestro sistema digestivo se redujo y se adaptó a una alimentación principalmente carnívora, que nos acompañó hasta el inicio de la agricultura. A pesar de esto, conservamos un elemento poco habitual en animales carnívoros: la amilasa.

La amilasa es una enzima responsable de la digestión del almidón, y se encuentra principalmente en la saliva, y en el páncreas (órgano dónde se encuentran otras enzimas como las proteasas y las lipasas, responsables de la digestión de las proteínas y las grasas de la dieta).+ Sigue leyendo