¿Las grasas saturadas son malas?  La “paradoja francesa”

¿Las grasas saturadas son malas? La “paradoja francesa”

0

Este, es simplemente un pequeño post para reflexionar un poco. A menudo, al menos así nos los han dicho los mantras oficiales de estas últimas décadas, las grasas saturadas son malas. “Tenemos que evitar las grasas saturadas”, nos dicen desde la OMS y otros organismos oficiales. Son malas para el corazón, para la diabetes, para el colesterol, para la tensión arterial… Así que no es infrecuente ver como gente que supuestamente se cuida intenta evitar las grasas saturadas a toda costa.

Los que seguimos las pautas de una nutrición evolutiva o paleo o simplemente baja en hidratos (aquí dentro también podemos meter a la dieta keto), sabemos que precisamente las grasas saturadas son las buenas y necesarias para nuestro organismo. Las malas son las trans (bollería y fritos básicamente).

Y en estas, que llegamos a lo que se conoce como “paradoja francesa”. Como puede ser que el país del primer mundo que más grasa saturada consume (Francia):

  • Mantequilla
  • Nata
  • Chocolate
  • Foie
  • Aceite de coco
  • Carne de vaca y cerdo

¿Sea el país que menos ataques al corazón tiene?

La idea de que la grasa saturada era mala surgió a partir de los estudios de los años 50 de Ancel Keys. Pero esos estudios ya han quedado retratados y evidenciados. Keys, manipuló los resultados para que el culpable de las enfermedades del corazón fueran las grasas y no las harinas y azúcares.

En ese momento de confusión, se aprovechó de que Francia era un país con un gran consumo de vino para decir que el vino tenía propiedades cardiosaludables. Y de ahí también el mantra popular de que el vino (que no deja de ser un alcohol), es sano para nuestro corazón.

Pero la realidad es mucho más simple: nuestro organismo, nuestros órganos, funcionan básicamente de grasa. Nuestro cuerpo necesita grasa para poder funcionar de forma eficiente. Es nuestra gasolina natural para los esfuerzos de baja intensidad.

No hay estudios que determinen relación entre la ingesta de grasas saturadas y problemas de corazón. Y si a la inversa.

Fijaros en el gráfico. Suiza y Francia que son tradicionalmente dos países con una alta ingesta de grasas saturadas tienen un nivel muy bajo de enfermedades del corazón.

¿Reflexionamos?

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario