La carrera como método para mejorar en la bici

La carrera como método para mejorar en la bici

0

Muchos corredores utilizan la bici como elemento complementario en sus entrenamientos. La bici nos permite no castigar tanto las articulaciones y hacer un trabajo de alto volumen que nos va a ir muy bien de cara a nuestros objetivos de carrera.

Pero también esto funciona a la inversa: los ciclistas pueden usar los entrenamientos de carrera para mejorar en su disciplina.

Ahora estamos a inicios de otoño y dentro de nada entraremos en el invierno. Y eso significa frío. Y cuando hace frío no hay  nadie a quien le apetezca salir en bici y hacer 3, 4 o incluso más horas encima de la bici.  Y si encima llueve, peor aún.

Con el frío es difícil animarse y hacer cualquier actividad al aire libre, y siempre será mejor hacer algo más corto e intenso que no estar 3 horas encima de la bici. Lo bueno de la carrera es que enseguida entramos en calor. Al estar corriendo, estamos dando saltitos y ello ayuda a entrar rápido en calor. En cambio, con la bici, nos va a costar más.

Con lo cual, ahora que llega el frío puede ser una buena opción el salir a correr aunque sea poco rato a sabiendas que nos va a ir bien para la bici.

 Corto pero en subida

Entrenamientos de corta duración pero con algo de desnivel. Si en lugar de  correr en llano, lo hacemos en pequeñas cuestas, nuestras articulaciones, tendones y en definitiva nuestros músculos se harán más fuertes. No hace falta ir a una intensidad elevada. Con que seamos capaces de estar 20-30 minutos a un ritmo medio, pero con alguna cuesta entremedias nos será suficiente.

 Mejorando la velocidad

Con algún día que hagamos de cuestas, habremos ganado algo de musculatura. Aquí será un buen momento para poder trabajar algo la velocidad.

No hace falta que hagamos series muy largas. No somos corredores ni tampoco nos preparamos para un medio maratón. Podemos hacer series de 200 o 400 mts como mucho. Y en progresión, de menos a más. No hace falta que vayamos al 100% todo el rato. Con las cuestas ganamos músculo y con estas series progresivas despertamos las piernas para ganar velocidad.

 Ganando resistencia

La bici nos permite estar varias horas trabajando a una intensidad media o baja, cosa que la carrera no nos lo permite, pero aún así podemos utilizar la carrera para mejorar la resistencia.

En este caso, en lugar de hacer una tirada larga, que a lo mejor no estaríamos preparados para ello, podemos optar por los cambios de ritmo. 30-40’ a ritmo medio (ritmo de conversación) y cada 6 o 7’ hacemos un pequeño cambio de 1’ a un ritmo algo más elevado. Y luego volvemos a bajar un poco. Según la capacidad de sacrificio de cada uno o de los minutos totales que se le quiera dedicar al entrenamiento, podemos hacer más cambios de ritmo o bien hacer que estos cambios duren algo más.

 Regenerando

Como en todas las disciplinas de vez en cuando hay que regenerar. No podemos estar siempre entrenando a tope. Cuando hayamos encadenado unas cuantas sesiones algo duras o bien justo después de una sesión dura podemos optar por hacer un entrenamiento de regeneración.

20-40’ a trote cochinero, muy suave nos ayudarán a regenerar y a agilizar nuestra recuperación para así poder entrenar otra vez al máximo de nuestras prestaciones.

Ya veis que no es difícil. Si sois de los que os gusta andar en bici pero que por cuestiones climatológicas no lo podéis hacer mucho, poned entrenamientos de carrera y os ayudará a rendir mejor para cuando volváis a coger la bici.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario