Juan Carlos Unzué tiene ELA

Juan Carlos Unzué tiene ELA

0

El ex portero y entrenador (Barça, Numancia, Celta, Girona…) Juan Carlos Unzué ha anunciado esta mañana que tiene ELA (esclerosis lateral amiotrófica), una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso central y termina en parálisis.

Unzué de 53 años lo ha comunicado esta mañana a las 13 horas en una rueda de prensa en el Camp Nou. Obviamente su carrera como entrenador, como él mismo ha dicho, está finalizada y se centrará ahora en afrontar de la mejor forma posible esta terrible enfermedad.

¿Qué es exactamente el ELA?

El ELA, es una enfermedad de las neuronas en el cerebro, el tronco cerebral y la médula espinal que controlan el movimiento de los músculos voluntarios.

La ELA también es conocida como la enfermedad de Lou Gehrig.

Causas

Uno de cada 10 casos de ELA se debe a un defecto genético. La causa se desconoce en la mayoría del resto de los casos.

En la ELA, las células nerviosas (neuronas) motoras se desgastan o mueren y ya no pueden enviar mensajes a los músculos. Con el tiempo, esto lleva a debilitamiento muscular, espasmos e incapacidad para mover los brazos, las piernas y el cuerpo. La afección empeora lentamente. Cuando los músculos en la zona torácica dejan de trabajar, se vuelve difícil o imposible respirar.

La ELA afecta aproximadamente a 5 de cada 100,000 personas en todo el mundo.

Tener un familiar que presente una forma hereditaria de la enfermedad es un factor de riesgo de ELA.

 

Síntomas

Los síntomas generalmente no se presentan sino hasta después de los 50 años, (justo como en el caso de Unzué) pero pueden empezar en personas más jóvenes. Las personas que padecen esta afección tienen una pérdida de la fuerza muscular y la coordinación que con el tiempo empeora y les hace imposible la realización de actividades rutinarias, como subir escaleras, levantarse de una silla o deglutir.

La debilidad puede afectar primero los brazos o las piernas, o la capacidad de respirar o deglutir. A medida que la enfermedad empeora, más grupos musculares desarrollan problemas.

La ELA no afecta los sentidos (vista, olfato, gusto, oído y tacto). La mayoría de las personas es capaz de pensar como lo hace normalmente, si bien una pequeña cantidad presenta demencia, lo que provoca problemas con la memoria.

La debilidad muscular comienza en una parte del cuerpo, como el brazo o la mano, y empeora lentamente hasta que conduce a lo siguiente:

  • Dificultad para levantar cosas, subir escaleras y caminar
  • Dificultad para respirar
  • Dificultad para tragar, asfixia con facilidad, babeo o náuseas
  • Caída de la cabeza debido a la debilidad de los músculos del cuello
  • Problemas del habla, como un patrón de discurso lento o anormal (arrastrando las palabras)
  • Cambios en la voz, ronquera

Le espera un largo camino a Juan Carlos Unzué en su batalla contra el ELA. Los avances médicos harán que su enfermedad se alargue bastante más que otro paciente diagnosticado años atrás, pero no deja de ser una enfermedad degenerativa y con mal pronóstico. El pronóstico de vida de la ELA ronda entre los 2-5 años, pero en personas con hábitos saludables como Unzué se alarga algún año más.

Desde aquí mando un gran abrazo a Unzué a quien conocí hace unos años en un clínic como a sus amigos y familiares.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 20 años. Y desde hace 15, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario