free web hit counter
Hormonas para ganar masa muscular

Hormonas para ganar masa muscular

0

Se ha hablado mucho sobre cómo ganar masa muscular. Y es que no hay una sola forma de lograrlo. Levantar pesos pesados, periodizar bien los entrenamientos, alimentarse correctamente, descansar mejor… todo esto influye a la hora de ganar músculo. Obviamente no es lo mismo si eres mujer, hombre o adolescente como tampoco es lo mismo si tu morfotipo es endomorfo o mesomorfo, por ejemplo.

Pero lo que muchos ignoran es que las hormonas juegan un papel fundamental si queremos ganar más músculo. Un buen equilibrio de estas, nos darán luz verde para ganar esos kilos de músculo que anhelamos.

Veamos las más importantes:

Cortisol

Es la hormona del estrés. Cuando hacemos «pueting» se nos dispara, y también se eleva, por ejemplo, en el momento que nos despertamos después de estar 8 horas durmiendo plácidamente. El estrés (sea cual sea su manifestación y origen), hace que se libere el cortisol y estemos predispuestos a un gran esfuerzo físico de forma automática. Imaginémonos que escapamos de un ladrón o de alguien que nos quiere apuñalar.

El problema del cortisol es que tengamos permanentemente sus niveles elevados. Estos, deberían ser elevados sólo en el momento justo, para luego volver a sus niveles normales. Un cortisol crónico, destruye nuestro músculo y nos hace aumentar de peso graso.

Insulina

La insulina es una hormona constructora (anabólica); nos ayuda a ganar masa muscular pero también a ganar grasa. Esta hormona reduce el azúcar en sangre y transporta la glucosa a varias células del cuerpo.

Altos niveles de insulina nos hacen ganar peso graso.

«La lipólisis se activa delante de la ausencia de insulina». O sea, la quema de grasas se activa cuando nuestro páncreas no libera insulina. Pero obviamente necesitamos insulina para poder muscular, así que el «truco» no está tanto en no liberar insulina (cosa imposible pues que cuando comemos siempre se libera algo), sino en manejar bien dicha hormona. Mucha gente es resistente a la insulina (diabetes, sobrepeso, hipertensión…), así que el objetivo debería ser ser sensible a la insulina y que se «dispare» en el momento de comer y que el resto del día esté a niveles bajos.

Testosterona

Hormona masculina por excelencia. Unos buenos niveles de esta hormona, nos facilitaran el ganar más músculo.

El hombre de por sí, fabrica más y por eso tiene más facilidad de muscular que la mujer. Aumentar la ingesta de proteínas y grasas animales de calidad nos ayudará a tener unos buenos niveles de testosterona.

Adrenalina

Esta hormona también es un indicador del estrés y al mismo tiempo es una hormona catabólica. Esta hormona aumenta el suministro de oxígeno del cuerpo, lo que a su vez aumenta los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial.

Puesto que la adrenalina extrae la energía de las reservas de grasa, no se produce una degradación muscular no deseada.

El entrenar correctamente nos permite aumentar el nivel de adrenalina y aumentar la pérdida de grasa.

Glucagón

La podemos definir como la antítesis de la insulina. El glucagón nos permite «pillar» de nuestra grasa como fuente de energía principal. Una dieta alta en protes y grasas y por tanto baja en hidratos, seria ideal para tener unos niveles altos de glucagón.

Está claro que hay más hormonas que nos afectan a la hora de ganar ganancia muscular. Gracias a una buena alimentación y un buen descanso, es cuando optimizaremos su funcionamiento según nuestros objetivos. Incluso con suplementos (que nada tienen que ver con sustancias ilegales).

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Pionero en los entrenamientos personales online en España. ¿Nos ponemos en forma? www.preparadorfisicoonline.com

Deja un comentario