¿Entrenadores Personales en la sanidad pública?

¿Entrenadores Personales en la sanidad pública?

0

Desde que empecé a estudiar la carrera de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, allá por el 1996, que he escuchado la reivindicación de los colegiados de mi gremio luchar por llevar la figura del entrenador personal/preparador en los CAP (centros de atención primaria o centros de salud). ¿Y parece lógico no? Un preparador físico también cumple su rol en la salud de los ciudadanos. Estamos hablando centros de salud donde hay médicos, enfermeros… que nos ayudan delante de cualquier problema físico que tengamos. Nos dan consejos, nos recetan medicamentos, pero muchas veces esos consejos caen en saco vacío. Muchos consejos son muy generales, vacuos y no sabemos muy bien cómo aplicarlos ni como ponernos a ello:

  • Coma usted bien
  • Descanse lo suficiente
  • Haga deporte
  • Vaya cada día a nadar

¿Pero qué significa comer bien? Yo entiendo cuando el médico me dice que tome las pastillas cada 8 horas, pero lo de comer bien no lo entiendo. Si preguntamos, todo el mundo sabe lo que es comer bien, pero en cambio la obesidad va a más. Mi reflexión es:

  • Si todo el mundo sabe lo que es comer bien, ¿por qué hay obesos? Uno puede comer mal, porqué le apetece comer esas cosas malas. De acuerdo. Pero es consciente de ello y si ve que su físico se resiente por ello: obesidad, dolores articulares, hígado o páncreas tocado… pues, ¿tan simple como dejar de comer eso malo y empezar a comer bien no? Pues no, la obesidad disparada… Millones y millones de obesos que les gustaría dejar de serlos, pero no hay manera (y eso que todo el mundo sabe lo que es comer bien…).

¡Pero haga usted deporte! Sí claro, pero ¿Qué deporte?, ¿Andar, correr, sprintar?, ¿fútbol, básquet, tenis?

¿Acaso no saben los médicos que la espalda es lo primero que se carga cuando nadamos? (sobre todo cuando nuestra técnica no es buena). Pues la de médicos que recomiendan nadar a nuestros abuelos…

Con lo cual, llegamos a un punto en el que se necesita un profesional del deporte que nos diga que a lo mejor la natación en sí, entendida como el nadar estilos (crol, braza…), no es lo mejor para mi espalda, pero que en cambio las actividades acuáticas sí. Y ahí necesitaremos a un profesional que me paute qué ejercicios o movimientos puedo hacer dentro del agua para mejorar de mi escoliosis, de mi lumbalgia o de lo que sea.

Y llegado aquí, todos conocemos a la figura del entrenador personal. Hoy día la ley no obliga que este profesional sea un licenciado en CAFD, pero normalmente son profesionales muy bien formados. Y estamos hablando de un ámbito donde realmente muy pocos entrenadores se ganan la vida con ello. Aquí no hay cultura de tener a un entrenador personal. Y seguramente una de las razones sea porqué es caro. Según el perfil del entrenador, de donde se entrene, de si se tiene que desplazar… el precio puede ir de los 20 a los 60 euros la hora.

Si hacemos con él, ni que sea una sesión a la semana, pues veremos que el montante global es un pico.

Así pues, nos encontramos con un servicio necesario para una buena parte de la población, pero a un precio elevado, cosa que provoca que muchos de estos profesionales no puedan vivir de ello exclusivamente.

Y a la par, el colegio de licenciados en CAFD, el COLEF o COPLEF (en Catalunya), están intentado que esta figura esté presente en los Centros de Atención Primaria. Hasta ahí, ¿lógico no?

Si estamos al caso de las redes sociales o leemos el periódico de vez en cuando, seguro que de forma recurrente vemos acciones cuyo intento es el poder meter a profesionales del deporte dentro de los CAP o centros de salud. Yo hace algo más de 15 años que me licencié, pero antes de empezar la carrera, ya era un objetivo del COLEF el conseguir que los profesionales del deporte pudieran trabajar en la sanidad pública. O sea, que son ya muchos años con esta demanda.

Pero no se ha conseguido. Al menos hasta el momento. ¿Y por qué? Parece que la administración no pone muchas ganas. ¿Demasiado gasto? ¿Cuántos profesionales se necesitan para cubrir la demanda en los centros de salud? ¿Qué estará haciendo mal el COLEF?

Teoría

Muchos discreparán de mí, pero creo que la razón de por qué no hay Inefos en los centros de salud es porqué el mismo COLEF, el mismo Colegio de licenciados, realmente no le interesa. ¿De locos no?

Pues poneros un poco en situación de un licenciado en CAFD que sea entrenador personal en una localidad (da igual que sea grande o pequeña). Como he dicho, es difícil que un entrenador personal se gane realmente bien la vida. Pensando que es autónomo, que declara todo, que tiene sus gastos y demás, hay que pensar que uno tiene que ingresar bastante para que a fin de mes tenga un sueldo relativamente aceptable (al menos equiparable al de un profesor de secundaria).

Pues bien, ahora imaginemos que la administración decide dotar los centros de salud de profesionales del deporte para que la gente que lo necesite pueda tener unas pautas para hacer ejercicio y entrenar. Este profesional entraría por la Seguridad Social. O sea, sería gratis. No sabemos cuantos profesionales estarían trabajando ahí, ni la lista de espera ni nada, pero si yo fuera entrenador personal presencial, lo primero que se me vendría a la cabeza es que perdería un % de mi negocio, puesto que muchos de mis clientes potenciales se irían a la  Seguridad Social a que les diesen unas pautas.

En Catalunya el odontólogo (tanto para niños como para adultos), es de pago, privado. No existe esta figura en la Seguridad Social. ¿Os imagináis la cara que pondría un odontólogo al ser preguntado sobre qué le parecería que el odontólogo para niños fuera gratis (como creo que es en Andalucía)?

Pues perdería mucho dinero. Igual con los dietistas-nutricionistas. Estos últimos, se están poniendo muy en serio con la necesidad de que en los centros de salud exista la figura del dietista colegiado para que paute dietas a la población que lo necesite.

Pero en los 3 casos (Inefos, odontólogos, nutricionistas), por un lado, luchan para estar en la sanidad pública, pero por la otra, huyen de ella. Quieren, pero no quieren.  Queda muy bien de cara a la galería decir que hay que estar en la pública para dar un buen servicio a los ciudadanos, pero por otro los mismos colegiados, rezando están para que no les metan ahí puesto que dejarán de ganar un buen dinero ya que muchos, preferirán ir a lo público, aunque haya lista de espera.

Si preguntamos a los estudiantes de cualquiera de estas 3 ramas nos dirán de la necesidad de que entren por la sanidad pública (viendo así otra salida laboral), pero si preguntamos a los ya profesionales, a los que tienen su negocio, su despacho, a los que luchan día tras día, para ganarse el sueldo, seguramente ya no les haga tanta gracia.

Y los Colegios de Licenciados, entre 2 aguas; haciendo ver que luchan para entrar en los centros de salud pero a la par, teniendo contentos a sus colegiados para que estos no pierdan cuota de mercado.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Deja un comentario