Empezando a nadar (otra vez)

Empezando a nadar (otra vez)

0

La pandemia (y su confinamiento), nos han llevado a unos cambios de hábitos que pasados unos meses aún perduran. Poco a poco, parece que volvemos a la normalidad, y a día de hoy estamos inmersos en ese proceso de encontrar esa “normalidad” que tanto ansiamos y echamos de menos.

En lo que a mi me afecta, como entrenador personal online, es que en su día se cancelaron todas las carreras, duatlones, triatlones, trails, ironmans…, con lo cual, muchos deportistas dejaron de entrenar. Es más, en medio del gran confinamiento, no se podía ni salir de casa a correr un poco, así que ya me diréis lo que se podía hacer en esas condiciones. Pero no hay mal que 100 años dure y poco a poco nos fueron desconfinando. Primero, nos dejaron salir para trotar un poco (eso sí, a un par de kms de nuestra casa para luego decirnos que simplemente no podíamos salir de nuestra localidad y así pudimos meter algo más de volumen). Poco después ya podíamos salir en bici, así que ni tan mal.

¿El problema? Pues que los gimnasios estuvieron cerrados un buen tiempo y cuando abrieron lo hicieron con muchas restricciones. En otras palabras, los deportistas que hacían triatlones, ironmans o simplemente les gustaba de nadar un rato a la semana, se quedaron sin hacerlo. El parón de correr o ir en bici fue mínimo (según se mire), pero el parón de natación fue mayor (de ahí que los triatlones e ironmans les haya costado arrancar). Si alguien tiene la suerte de vivir cerca del mar, habrá podido nadar con más o menos normalidad, pero el resto no. Y si a eso sumamos que el agua no es el medio natural para nosotros, nos encontramos que nos estará costando volver a coger el ritmo a la natación.

Empezando poco a poco

No hay prisa. ¿Cuánto tiempo has estado sin nadar? ¿2 o 3 meses? ¿Incluso más?

Intensidad moderada, a ritmo de conversación (50-60% de tu max). Volumen increscendo. Cada semana aumenta un 10% los metros nadados. Si eres por ejemplo de los que solía nadar unos 1000 mts, empieza haciendo la mitad y en formato series a ritmo bajo. Nadas 100 mts, paras unos segundos, vuelves a nadar otros 100 mts… y así sucesivamente. Ya tendrás tiempo de nadar tus 40 piscinas sin parar.

La técnica siempre es importante

Y más en la natación. Una mala ejecución repercutirá negativamente en tu condición. Malos hábitos, fatiga antes de tiempo, posibles lesiones…

Utiliza el material que tengas a tu alcance: tablas, pull-boy, manoplas… Dedica los primeros 15’ a hacer algún ejercicio puramente técnico a muy baja intensidad. Te ayudará a calentar y de paso a “recordar” la técnica.

Intenta entrenar acompañado

Si nadar no tiene tantos adeptos como el trotar, es en parte por su aburrimiento. No vemos paisaje alguno, estamos dando vueltas continuamente en un espacio de 25-50 mts, no podemos escuchar música…  Pero una buena opción es entrenar con un grupo de gente o algún compañero. Importante que sea de nuestro nivel. Eso nos permitirá “obligarnos” a ir a la piscina y a poder interaccionar con alguien mientras entrenamos o descansamos unos segundos entre largos.

Son 3 pequeños consejos que de bien seguro nos ayudarán a volver a coger el nivel que teníamos antes de la pandemia.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Pionero en los entrenamientos personales online en España. ¿Nos ponemos en forma? www.preparadorfisicoonline.com

Deja un comentario