El deporte a partir de los 40: ¿continuamos?

El deporte a partir de los 40: ¿continuamos?

6

 

Los anglosajones tienen un dicho: Use it or lose it. O lo utilizas o lo vas a perder. Aquí nos referimos al cuerpo.

Los 40 años parecen ser una edad clave. Siempre que cambiamos de decenio parece que nuestro proceso de envejecimiento se acelera. Cuando estamos en los 30 y pico nos vemos más activos, nuestro entorno está más predispuesto a hacer cosas. Es una época crucial en nuestras vidas, nos estabilizamos a nivel laboral, empezamos a formar nuestra propia familia, es un momento importante para el devenir de nuestros próximos años.

Y llegados a los 40 vemos que ya tenemos cierta estabilidad laboral y económica, que nuestros hijos van creciendo, que nuestros referentes deportivos se van retirando y que el día que no me duele la espalda, me duele la rodilla. En este punto nos empezamos a preocupar más por nuestra salud física. La gente ya de por sí sedentaria es justo en esta edad cuando se apuntan por primera vez al gimnasio o simplemente vuelven a reencontrarse con el deporte.

Hay dos formas de llegar a los 40 años. Una es haciendo deporte de una forma regular y otra bien distinta llegar a esa edad siendo una persona totalmente sedentaria.

Para los que han hecho deporte durante toda su vida, les dará igual tener 35, 40 que 45 años; todos somos conscientes de que con la edad perdemos facultades físicas pero que gracias al deporte, nuestra calidad de vida es muy grande y prácticamente la misma que cuando teníamos 20 años. Sí, es verdad, seguramente nuestra capacidad de salto será menor, no levantaremos tanto peso, habremos perdido algo de flexibilidad…en definitiva, no estaremos para el deporte de rendimiento, pero tampoco es raro escuchar a personas que con determinadas edades afirman que se encuentran mejor físicamente que cuando eran jóvenes. Son gente ya habituada al deporte y que a medida que se van haciendo mayores son conscientes de sus propias limitaciones.

Podemos hacer de todo, pero adaptándolo a nuestro cuerpo y estado de forma. Actividades como saltar, correr, ir en bici, nadar, hacer pesas o jugar a cualquier deporte como el futbol, volei, rugby, baloncesto, lo podemos hacer sin problema alguno, tengamos la edad que tengamos. Y todo lo que hagamos nos ayudará a estar delgados, ágiles, fuertes y sin ninguna dolencia. Eso sí, siendo conscientes de hasta donde podemos llegar. Con la edad, nuestra calidad muscular es menor, debemos calentar más y mejor, tomarnos nuestro buen tiempo para estirar y relajarnos. Y también es importante practicar deporte con gente de nuestra misma edad y/o condición física.

Con la edad veremos que no recuperamos tan bien como antes de los esfuerzos. Deberemos procurar no entrenar muy seguido. Nuestras articulaciones a lo largo de la vida han sufrido mucho desgaste. Un runner difícilmente podrá rodar 4 o 5 días a la semana cuando esté en una edad avanzada. Hay que dejar respirar el cuerpo y dejar recuperar nuestros músculos, articulaciones, tendones… Y seguramente deberemos hacer más uso de los masajes, yacuzzis, crioterapia…Y deberemos tener especial atención en las actividades de alto impacto y alta intensidad, así como también en aquellas a actividades que requieran cambios de posición y movimientos explosivos bruscos.

El problema de verdad lo tenemos con la gente que llega a los 40, siendo sedentarios. Queremos empezar con algo que debería haber sido un proceso vital. Y queremos empezar de repente. Empezar con intensidades muy bajas y de forma progresiva y ser regular en la práctica deportiva serían las tres claves. Esto, juntamente con un buen chequeo médico nos ayudará a saber qué le puedo pedir a mi cuerpo y hasta que punto lo puedo forzar.

Es obvio que con la edad nuestro cuerpo pierde facultades. Pero esto no significa que sea una pérdida inevitable. El trabajo de cardio y el de fuerza (aunque haya mucha gente que a medida que se hace mayor ya no la trabaja), serán indispensables para retrasar nuestro envejecimiento físico. Un cuerpo fuerte, aumenta su masa muscular, aumenta la densidad ósea (prevención y retraso de la osteoporosis) y reduce el riesgo de sufrir diabetes, además de prevenir problemas tales como la artritis, artrosis y dolores de espalda.

Cada vez más, en los gimnasios se ve gente mayor, incluso de más de 70 años, haciendo ejercicios de fuerza. Ese es el camino si queremos tener una vida larga y de calidad.

Somos nosotros mismos  los que nos ponemos barreras y todo tipo de prejuicios. Nosotros somos nuestro peor enemigo y no nuestra edad. A no ser que nuestro cuerpo nos lo impida, somos capaces de hacer de todo. Más rápido o más lento, más intenso o menos, pero la capacidad de movimiento la vamos a tener siempre y la tenemos que usar.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

6 Comentarios

  1. guillermo

    9 de noviembre, 2010 a las 9:15 pm

    Cuanta razon!!!!

    Mi regalo de 40 años fue un Ironman, y lo acabe con tanta satisfaccion que voy pensando en los 41 !!
    Gracias sloopoing!!

  2. Manuel

    9 de noviembre, 2010 a las 11:58 pm

    El ejemplo lo tenemos en Marco Olmo,con su edad y corriendo lo que corre.
    Muy bueno el articulo,sera por que me estoy acercando a los 40 fisicos y no mentales,je,je que me parece tan bueno.

  3. Albert

    10 de noviembre, 2010 a las 7:49 am

    Totalmente de acuerdo con este artículo. La prueba salta a la vista y solo hay que ver cuanta gente de 40 o más participó en el Garmin Triathlon de Barcelona. Parece que cuando haces 40 tienes que recuperar el tiempo perdido y empezar a competir para estar saludable. Con respecto al tema de la recuperación (que francamente creo que es fundamental) solo añadir una frase que un buen amigo mio (con algunos años más de 40) me dijo un día “a mi edad, descansar es entrenar”. Saludos a todos.

  4. albert

    17 de noviembre, 2010 a las 10:04 am

    Desgraciadamente en la Behobia-San Sebastián falleció un corredor de 40 años por parada cardiorespiratoria. http://www.diariovasco.com/20101114/deportes/mas-deportes/fallece-participante-behobia-sebastian-201011141640.html
    Porque será que últimamente no dejamos de oír este tipo de noticias? tenemos más visibilidad a ellas o es que realmente se dan más casos? Entiendo que seguramente no es una cuestión relacionada con la edad, ya que en el fútbol profesional son cada día más los casos relacionados con paradas cardiorespiratorias que acaban con la vida de jóvenes y sanos deportistas.

  5. francis

    15 de enero, 2013 a las 4:45 am

    hola ,lei el sitio y me parecio muy interesante !
    pero mi pregunta es ,yo tengo 40 años soy de contextura delgada y soy sedentaria ,y necesito saber si aun podre tonificar mi cuerpo ,aunq no tenga trabajado mi cuerpo.
    saluda atte francisca.

  6. Pedro

    15 de abril, 2014 a las 11:02 am

    Pues hoy me han dado el día, electro genial, análisis pefecto, pero me comenta mi médico que a partir de los 40 lo mejor es dejar de correr (llevo media vida corriendo) y que me dedique a los paseitos (45 min. 3 veces a la semana) y a la vida contemplativa…no voy a hacerle mucho caso pero me da que pensar…

Deja un comentario en guillermo