Compitiendo con garantías

Compitiendo con garantías

3

 

Entrenar significa llevar al cuerpo a un desgaste físico más o menos extremo. De hecho, cuando competimos siempre lo solemos hacer al 100% de nuestras posibilidades. Otra cosa son los entrenamientos en los que según el día nos podemos permitir el lujo de entrenar a intensidades algo más moderadas. Pero sea como sea, es con la acumulación de entrenamientos cuando el cuerpo se está desgastando y termina por padecer algún problema más o menos grave.

El deporte de élite no es sano para el cuerpo. Y no me refiero al hecho de ser un profesional y vivir del deporte. Cualquier persona, por amateur que sea, aunque tenga marcas muy bajas, si le dedica mucho tiempo a la semana a entrenar para mi está practicando deporte de élite. A su nivel, con sus propios recursos, con su genética… pero con la diferencia que no tiene todas las  facilidades del deportista que también es de élite pero que además es profesional. El deportista amateur seguramente no podrá entrenar en la franja horaria que quiera, a lo mejor no tiene ni entrenador, ni tendrá a su alcance el mejor material, pero será un atleta que entrenará 5 o 6 veces a la semana y que puede entrenar perfectamente de 15 a 20 horas semanales.  Si para un deportista profesional, el deporte de alto rendimiento no es sano, pues imaginémonos para un amateur (que dentro de sus limitaciones físicas), entrena más o menos las mismas horas que un profesional pero sin tantos recursos.


Hablar de una planificación es algo muy complejo y más cuando no es lo mismo hacer un triatlón sprint que un Ironman. Aún así vamos a explicar algunos puntos a tener en cuenta para evitar lesionarnos y poder competir con un mínimo de garantías.

Descansar correctamente la semana anterior

El tapering es fundamental. A lo mejor, necesito estar las dos últimas semanas de tapering. Depende del tipo de carrera y del deportista. Mucha gente cae en el error de entrenar fuerte hasta 2 o 3 días antes. Esto es un poco como el estudiar. Si no me sé la lección, por más que me ponga el último día no aprenderé nada, al contrario, lo poco que me sé se me va a olvidar. Si nos hemos preparado durante 6 meses para un Ironman, no os va a venir de hacer un entrenamiento súper intenso 3 días antes. La única preocupación durante los últimos días debería ser el llegar frescos de piernas y de cabeza y sacar lo mejor de sí de vuestro cuerpo, gracias a los entrenamientos de los últimos meses.

Trabajar la técnica

De acuerdo que se trata de disciplinas puramente físicas, pero no por ello carecen de técnica. Sobretodo la natación. El primer tramo suele ser el que peor se le da a un triatleta. Si bien es cierto que este tramo será el que menos tiempo nos va a llevar y que es el primero y por tanto no debemos cebarnos en él, también es verdad que optimizando nuestra técnica podemos mejorar sensiblemente nuestro tiempo en el agua llegando al tramo de la bici con muy buenas sensaciones. Tere nos habla muy bien de ello en nuestro blog.

Evidentemente la carrera también tiene su técnica. Evitamos lesiones y corremos más y mejor.

Trabajar a un ritmo parecido al de competición

Se trata de conocernos un poco a nosotros mismos. Tengo que hacer una previsión de mis tiempos y ritmos. Si creo que el tramo de carrera lo realizaré a 5’km, deberé estar entrenado para este ritmo. De nada me servirá entrenar a ritmos de 6’km, por ejemplo. Debo intentar hacer un trabajo de resistencia completo, pero intentando trabajar a ritmos similares a los que quiero competir.

Periodización de los entrenamientos

Podemos estar 6 meses preparando nuestro reto. Es mucho tiempo. Y debo entrenar acorde a unas pautas. Habrá unas semanas más intensas, otras menos duras, otras con más días de entrenamiento, algunas competiciones entremedio de la preparación… Sería bueno, que de cada 3 semanas duras, intercaláramos una suave, no hacer más de 1 o 2 entrenamientos intensos a la semana, no correr más de dos o tres días seguidos… son muchas las cosas a tener en cuenta. Y muchas son de sentido común. Escuchad vuestro cuerpo. Si os notáis fatigados es mejor parar 1 semana que no estar luego 2 meses en el dique seco por una lesión.

Duración de los entrenamientos

Si me preparo para una triatlón cuyo tramo de carrera es de 10 km, no tiene mucho sentido hacer entrenamientos de 20 kms o hacer una maratón para preparar esta triatlón. Debemos entrenar las distancias acorde nuestro reto.

 

Como veis, hay muchas cosas que nos pueden hacer fracasar. Y no hablo sólo de un fracaso de hacer más o menos mejor marca, sino de terminar o no terminar la carrera.

Y aquí también tendríamos que añadir factores como el descanso, la alimentación precompetición y durante la misma, material que utilizamos…

Cuantas más variables dominemos, mayores probabilidades de éxito.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

3 Comentarios

  1. Oscar Serrano Moreno

    19 de febrero, 2013 a las 7:06 pm

    A partir de ahora lo tendré en cuenta… Me acaban de meter tres pinchazos en el isquiotibial que he visto las estrellas. Me ha dicho el médico que tengo sobre saturación muscular? en fin…

  2. Montse

    28 de febrero, 2013 a las 6:41 pm

    Ostras Andreu, a casi dos semanas de la maratón te voy a hacer caso en lo del descanso. Tengo la sensación de que ya está todo hecho. Y querría llegar bien. Gracias por tus artículos. Buenísimos siempre.

Deja un comentario