Cómo tomar el sol

Cómo tomar el sol

0

En nuestra civilización el estar moreno, es síntoma de salud. O, mejor dicho, de parecer o estar más guapo. No deja de ser una moda. Antiguamente, lo que se llevaba era estar blanco, pálido. Cuanto más pálido mejor. Era síntoma de ser de clase alta y de no tener que trabajar en el campo o en cualquier trabajo al aire libre.
Sea como sea, hoy día, el tener tiempo libre y disponibilidad para tomar el sol y estar bronceado es algo que está de “moda”.
Pero más allá del componente estético, del hecho de que nos veamos mejor estando más o menos morenos, el sol es fuente de vida. El sol nos da energía y, en definitiva, el sol es necesario. Tanto para nosotros, como para los animales, los árboles y las plantas y por extensión para todo el planeta Tierra.

Crema solar y cáncer

El tomar mucho el sol, se asocia al cáncer de piel. Y para ello, las recomendaciones oficiales siempre han sido las de aplicarse crema o protección solar. Eso lo saben muy bien los de Australia y Nueva Zelanda. Dichos países son de los que más toman el sol, son los que más crema solar usan y son los que más cáncer de piel tienen. ¿Entonces? De ahí surge la corriente de que la aplicación de la crema solar es nociva y la verdadera causante del cáncer de piel y no propiamente la exposición al sol como siempre se ha pensado.
Se parte de la idea de que tomar el sol sin protector solar es lo mejor para que nuestro cuerpo reciba los rayos del sol y se aproveche de todo lo bueno de esta energía. Aquí obviamente no hablo de estar 8 horas seguidas tomando el sol, sino simplemente del concepto energía solar-organismo humano. Necesitamos que nos dé el sol y necesitamos que nos dé, de forma directa sin bloqueadores que de alguna forma nos están perjudicando por otras vías y que pese a hacerlo sin protector, no nos quememos.
Inconvenientes de las cremas solares:
• Bloquean los rayos ultravioletas y por tanto no podemos sintetizar la Vit D
• Aísla los rayos UVA, que son peligrosos y que han demostrado ser cancerígenos
• Están llenas de sustancias químicas y son disruptores endocrinos

Evita los aceites de semillas

Estos aceites se adentran en las mitocondrias y en la piel, aumentando la susceptibilidad a las quemadas solares y al estrés oxidativo.

Come colesterol

Como he comentado en el punto anterior, los aceites de semillas inflaman nuestro organismo, pero resulta que el colesterol es un protector. El colesterol es necesario para producir Vit D y lumisterol a partir del sol. Los dos, nos protegen de las quemadas solares. Así que, huevos sin problema.

Grasas saturadas, perfectas

La grasa saturada ayuda a desplazar los ácidos grasos poliinsaturados hacia los tejidos. Al no tener dobles enlaces son más estables. Y el aceite de coco en particular, tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

VIT A

Dicha vitamina ejerce una acción fotoprotectora en nuestra piel. Ayuda a absorber los rayos ultravioletas y a protegerse de cualquier problema derivado de la exposición al sol.
El hígado de ternera es tu amigo.

 

VIT E

Esta vitamina, bien sea tomada de forma exógena o no, reduce los problemas de la continua exposición de la radiación ultraviolada

Mejor hora para tomar el sol

Siempre a primeras horas de la mañana y a últimas de la tarde. En estas horas la luz solar tiene una mayor proporción de luz roja/protectora y curativa y unos ultravioletas más bajos. Os podréis broncear igualmente, pero sin tanto riesgo para vuestra piel

El café

Los bebedores de café son menos propensos a sufrir melanomas. La cafeína nos protege contra los rayos ultravioletas
Piano piano, si va lontano
Progresión. El cuerpo se bronzea poco a poco y no estando el primer día 5 horas seguidas bajo el sol.

Hay muchos estudios de internet hacia esta dirección. Obviamente si un día puntual tenéis que estar muchas horas bajo el sol, lo mejor es un protector solar (o bien algo de ropa que nos cubra). No hay problema. Pero si queréis broncearos de verdad y sin riesgo, lo mejor es sin protector solar y en las primeras y últimas horas del día.
Y evitad estar de forma habitual muchas horas seguidas tomando el sol, en las horas centrales del día y con protector. Es ahí donde está el riesgo de cáncer de piel.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Pionero en los entrenamientos personales online en España. ¿Nos ponemos en forma? www.preparadorfisicoonline.com

Deja un comentario