Artículos en la categoría ‘Opinión’

Modificando nuestros genes

Modificando nuestros genes

9

 

Ya tenemos aquí los JJOO de Londres. Los JJOO son el evento internacional más grande de todo el mundo. Más de 10.000 atletas participarán en unos 30 deportes para determinar quien es el mejor en un ciclo olímpico que dura 4 años.

Y con los JJOO llega otra vez la polémica del dopaje. Curioso es ver como semanas antes de unos Juegos aparecen positivos en los controles. Lesiones de última hora que los pueden dejar fuera de los Juegos o la búsqueda de la marca mínima para poder acceder a los tan anhelados campeonatos, son sólo alguna de las causas de estos positivos de última hora. El español Ángel Mullera, el francés Gezzar o la marroquí Selsouli, son sólo algún ejemplo de positivos en estas semanas previas a los JJOO de Londres.

Ganar a cualquier precio. Esa parece ser la consigna de muchos de los deportistas. Y ahí aparece el dopaje. Unos piensan que nunca van a tener que pasar un control, otros que si se dopan semanas antes de la competición no los pillarán, otros que se toman ciertas substancias pensando así que enmascararán las sustancias dopantes y los que piensan que es mejor ir dopado y aspirar a ganar (aunque te pillen), que no, no ir dopado y ser un don nadie.

El dopaje siempre va un paso por delante sobre los controles. Primero siempre sale el virus y luego el remedio. Hasta que no descubran una nueva sustancia dopante no van a sacar un sistema óptimo para detectarla.

Unos dirán, ¿por qué no permitimos a todo el mundo que tome lo que quiera y a ver quién  gana?

+ Sigue leyendo

¿Peligran las carreras populares?

¿Peligran las carreras populares?

10

El deporte es una de las pocas cosas que podemos hacer gratis. O casi. Calzarse un par de zapatillas y salir a correr está al alcance de todo el mundo. Pisar la calle de momento es gratis. Un bañador tiene un coste muy barato y la cuota de un gimnasio normalito no es nada que no nos podamos permitir la mayoría de los que disfruta del deporte. Y si queremos apuntarnos a una carrera de 10 km, pagar 10-15 euros, es algo que  creo que todo el mundo entiende como algo casi simbólico por lo que dan (camiseta, organización, cierre de calles…). Todo el mundo entiende que eso conlleva un gasto y no conozco a nadie que deje de hacer este tipo de carreras por el precio de la inscripción. Al menos no en estas pruebas de corta distancia.

Pero con los tiempos que corren, hay algunas cosas que están cambiando. Siempre podremos salir a correr, ir a nadar o ir en bici, pero a lo mejor algunas de las carreras más importantes de nuestro panorama podrían desaparecer.

Hace 1 mes en La Vanguardia, se hacían eco de la Half de Calella que se disputará el día 27 de Mayo. En dicho artículo, se decía que la organización había llegado a las 1500 inscripciones (límite de participación en esta prueba) en un tiempo récord y que muchos atletas se habían quedado sin poder participar. Síntoma de la buena salud que goza este tipo de deportes (me refiero a los de resistencia).

Por si ello fuera poco, según un estudio de la Escola Universitaria del Maresme, el impacto económico se podía cifrar en más de 4 millones de euros (alojamiento, comidas, y demás conceptos). Estas, son pruebas no al alcance de cualquier deportista y no es raro ver a italianos, franceses, alemanes, estadounidenses, correr esta prueba o cualquiera de las que se organizan en España.  De hecho de los 1500 participantes, “pocos”, son del área de Barcelona, con lo cual, el gasto está asegurado gracias a los atletas que vienen de fuera. Y la mayoría viene con su  familia.

Hasta aquí todo normal; competición deportiva, inscripción llena en poco tiempo, público volcado con la carrera y una comarca que hace su agosto en apenas 2-3 días.

+ Sigue leyendo