Artículos en la categoría ‘Competición’

Como pasar de los 10kms al medio maratón

Como pasar de los 10kms al medio maratón

4

 

El poder correr una carrera de 10 kms es algo que está al alcance de la cualquiera. Muchos runners, sobretodo mujeres, empiezan  con carreras de 5 kms, pero una vez superado ese escollo, llegar a los 10 kms es algo relativamente fácil. Con entrenar 2-3 días a la semana nos será suficiente. Y poder hacer los 10 kms en 60-70’ es algo al alcance que de cualquier runner que se inicie.

Pero a menudo el salto de los 10 kms al medio maratón, es demasiado grande. Para un runner principiante, correr un medio maratón le va a suponer estar corriendo más de 2 horas seguidas. Y a esto le tenemos que añadir los entrenamientos que a menudo superarán los 12-15 kms. Aquí ya tenemos una limitación física pero también mental. Tener que correr menos de una hora es una cosa, pero empezar a meter salidas de más de una hora, puede ser duro mentalmente.
+ Sigue leyendo

Empezando a planificar un objetivo

Empezando a planificar un objetivo

2

 

Empezar, siempre es difícil. ¿Seré capaz? ¿Lo conseguiré? ¿Qué impedimentos me encontraré por el camino? Ya no se trata simplemente de qué marca podré hacer sino de simplemente ¿podré terminar mi reto? ¿Mi familia lo entenderá/me apoyará?

Son muchas las dudas que se nos vienen a la cabeza cuando nos proponemos un reto que sale fuera de lo común (bien sea por su dureza, por su volumen…). Y ya no es el reto en sí, sino todo lo que ello conlleva; volumen de entrenos, coste del material, horas que dejo de dedicar a mi familia…

Ahora, con el verano, tenemos más tiempo y seguramente nos empezamos a plantear algún que otro reto así que aquí os dejamos unas pautas para que las tengáis en cuenta.

Aspectos a tener en cuenta cuando me planteo un reto

Básicamente las podríamos agrupar en 4 grandes factores.

1. Todo lo que ponga en peligro la consecución de mi reto.

Con tantos meses de entreno es normal que pueda tener alguna lesión, alguna sobrecarga, un resfriado mal curado, algún problema con mi bici. A lo mejor en mi trabajo me mandan 1 semana cada mes a trabajar a la otra punta del país y eso trastoca mis entrenos. O a lo mejor operan a mi madre 2 semanas antes de la prueba…

Si hemos pagado con antelación el viaje y somos un poco amigos de Murphy, podemos llegar a estresarnos en cualquier momento.

2. Todo lo que requiera un sobreesfuerzo físico y mental.

Un reto como un Ironman por ejemplo, es muy duro. Muchas horas, muchos entrenos. Entrenos muy largos. Algunos entrenos a lo mejor, lejos de mi domicilio. Inversión bastante elevada: bici, neopreno, viaje, inscripción, entrenador, nutricionista, fisio…

Sacar horas de donde no tengo, levantándome a las 6 de la mañana, sacrificando horas de sueño, sacrificando actividades en familia o con los amigos. Estoy prácticamente todo el día pensando en mi reto. Y eso me puede hacer enfermar.

+ Sigue leyendo

Preparando una marcha ciclista por etapas

Preparando una marcha ciclista por etapas

0

Preparar un reto no es nunca fácil y menos cuando es un reto de larga distancia. Y menos cuando es un reto por etapas. Puede ser el caso de las pruebas ciclistas como la Transpyr. Dicha prueba consta de 8 etapas y todas ellas con desnivel, así que la preparación se nos hace aún más compleja.

Y aquí no somos profesionales. Los ciclistas de élite salen a entrenar todos los días, pero los demás intentamos hacer lo que podemos entre semana y dejamos los findes para hacer las tiradas largas y con desnivel.

Además, si hacemos un reto con mountain bike, en función de donde vivamos, a lo mejor sólo podemos entrenar con ella los findes y entre semana hacer algo indoor o en el mejor de los casos con bici de carretera.

Una preparación tan compleja nos puede llevar fácilmente a errores en nuestra planificación que nos pueden llevar a fracasar en nuestro intento. Y aquí no hablamos de conseguir una marca determinada, sino de simplemente ser capaces de acabar las 8 etapas, disfrutando y terminar enteros.

+ Sigue leyendo

La Fórmula de Karvonen: afinando un poco más

La Fórmula de Karvonen: afinando un poco más

44

 

Para entrenar con un mínimo de rigor ya sabemos que debemos de tener en cuenta nuestras pulsaciones. No es lo mismo hacer un entrenamiento de regeneración a nuestro 60% que hacer unas series de 1000 mts. a nuestro 90% que hacer un entrenamiento de resistencia base a nuestro 70%. Y aquí veremos la importancia de la fórmula de karvonen.

La mayoría utiliza la archiconocida fórmula de 220 (pulsaciones) – edad.  Con esta fórmula sabremos nuestro 100% y sólo tendremos que hacer una regla de 3 para saber las pulsaciones que debemos ir según la intensidad de nuestro entreno.  Ya sabemos que no es 100% eficaz pero nos daba una buena orientación de a que pulsaciones correr.

Pero con esta fórmula nos encontramos con un problema (y bastante grande). Y lo explicaremos con un ejemplo para que se entienda rápido y fácil.

Tenemos a dos personas. Las dos tienen 30 años. Una de ellas (vamos a llamarle Juan), es un deportista amateur que a sus ratos libres se dedica a correr varios días a la semana  y de vez en cuando corre alguna carrera popular de 10 kms, alguna media maratón, e incluso se atrevió con una maratón. La otra (llamémosle Pedro), es una persona sedentaria, que lo máximo que hace es ir a pasear a su perro.

+ Sigue leyendo

La importancia de una buena planificación

La importancia de una buena planificación

0

Muchos runners, triatletas, ironmans, te comentan (cuando les enseñas la planificación de los siguientes entrenamientos) si el volumen que van a entrenar es el correcto. Temen que el día de la competición les falte gasolina.

Y de hecho tiene su lógica; si yo entreno un maratón (que son 42 kms), ¿estaré trabajando bien si me  dedico a hacer tiradas de 10 o 20 kms, o me dedico a hacer series de 5 kms?

Si pensamos con un poco de lógica veremos que si nos dedicáramos a correr 40 kms cada 2 o 3 días nuestro cuerpo no lo aguantaría y terminaríamos fundidos. Pero no debemos caer en el error de mirar sólo el volumen de entrenamiento de 1 día. No tiene ningún sentido. Para eso está la planificación. Tenemos microciclos, macrociclos, mesociclos…y cada día de entrenamiento tiene un sentido dentro de nuestra planificación general.

Así que no debemos fijarnos en el volumen de 1 día. Sí que podemos fijarnos en cambio, en el volumen de un microciclo (1 semana). En una semana de carga de trabajo normal podemos correr entre 40-80 kms (depende de muchas variables y del tipo de runner). Viendo el volumen de entrenamiento de una forma más global, es cuando veremos si nuestro cuerpo está preparado para la mítica cita de los 42 kms.

+ Sigue leyendo

Progresando para no quedarnos estancados

Progresando para no quedarnos estancados

0

Muchos deportistas entrenan a su aire, sin nadie que les planifique o programe sus entrenamientos. Eso no está mal desde un punto de vista de salud, de fitness, pero si queremos conseguir mejorar nuestras marcas debemos planificar nuestros entrenamientos.

Dentro de la Teoría del Entrenamiento nos encontramos a los llamados principios del entrenamiento. Debemos conocerlos y saberlos aplicar a nuestra realidad.

Uno de estos principios es el de la Progresión. Un error que cometen muchos runners es el de salir a entrenar y hacer siempre lo mismo a la misma intensidad. Si uno hace siempre lo mismo, el cuerpo no avanza, se estanca, y un cuerpo que se estanca, retrocede.

Antes de nada deberíamos tener claro algunas cosas:

  • En vistas a qué me entreno: maratón, media maratón, carrera de 10 km, duatlón…
  • A qué nivel me encuentro actualmente.
  • Cuando es la competición: cuantas semanas o meses me quedan.
  • Mi disponibilidad para entrenar: horas a la semana, material del que dispongo…

A partir de aquí hay infinidad de métodos para entrenar. Y todos pueden ser muy válidos.

+ Sigue leyendo