Carreras ciclistas: no siempre gana el más fuerte

Carreras ciclistas: no siempre gana el más fuerte

1

 

El tramo de bici  es el tramo más largo de los 3 que componen un triatlón y el que más tiempo nos va a llevar para entrenar y  competir. Asimismo,  las carreras ciclistas de un día, suelen ser carreras de 100-200 kms y por tanto, de varias horas de competición. Cuando un deporte de resistencia nos ocupa varias horas tanto los entrenamientos como la competición son algo diferentes de otras disciplinas de resistencia más cortas. O sea, no es lo mismo entrenar para un medio maratón que para una carrera ciclista de 120 kms. En la carrera a pie, me puedo permitir ir a más intensidad, entrenar en series, controlar mejor mis ritmos… pero en la carrera ciclista, al ser más larga, iremos a menos intensidad y tácticamente deberemos ser muy buenos para ver cuando podemos apretar un poco, cuando ir a rebufo, conocer nuestro cuerpo y saber si andamos bien o no, entre muchas otras cosas.

Cuanto más dura una carrera mayor es la variedad de escenarios que me puedo encontrar. Si yo hago una carrera de 10 kms, si sé que son llanos, yo iré a hacer mi carrera; sabré a que ritmos correr, cuando podré apretar un poco, si puedo sprintar en el último km…lo tendré todo más o menos controlado. Pero cuando la carrera es larga, como es el caso de las carreras ciclistas, todo se vuelve más complejo, y aún más si hablamos de la bici dentro de un triatlón. Además, al ser tan largas, tendré que hidratarme en carrera, comer algo, en algunas carreras no se permite ir en grupo, en otras sí…en definitiva hay tantas variables a tener en cuenta que  una mala estrategia o preparación de esta carrera o segmento me pueden hundir.

El entreno de la bici, no nos permite ser tan metódicos como en la carrera pie. En la bici, no nos movemos por minutos por km y muchas veces no se trata de hacer un tiempo determinado en una etapa sino simplemente de ser el más rápido. En la bici nos movemos más por bloques de varios kms y aquí no buscamos batir nuestra marca por 30 segundos como haríamos en una carrera de 10km. Ello puede provocar que en una carrera ciclista no siempre gane el más rápido, sino el que mejor ha planteado su estrategia.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta en una carrera ciclista y ahora veremos algunos aspectos que nos podrían venir muy bien para los que corréis este tipo de carreras o bien para los que hacéis triatlones.

 Piano piano, si va a lontano

Son carreras largas. Por lo tanto, no puedo estar 5 horas a máxima intensidad. Tendré que regularme. En los entrenos seguramente habremos practicado cambios de ritmos más o menos explosivos y habremos acumulado muchas horas a ritmos medios. Por regla general en una carrera a lo mejor somos capaces de hacer 3 o 4 cambios realmente explosivos, con lo cual tenemos que ver cuando podemos apretar y cuando no. Seguramente sea un error forzar al inicio de la carrera o intentar cazar al kamikaze que en el km 10 sale disparado para salir en las fotos. Las carreras se suelen decidir en el último tercio de carrera, así que será una buena opción guardar fuerzas para el final. Eso, y saber escoger la escapada buena. Pero eso nos lo da la experiencia y el conocer muy bien nuestros rivales. En un triatlón, no se trata tanto de ganar este tramo sino de llegar en buenas condiciones a la transición. Podemos apretar durante el tramo, pero en los metros finales ya tenemos que tener en mente el cambio bici-carrera, así que los último metros nos servirán para aflojar un poco el ritmo, recuperar el aliento y mentalizar a nuestro cuerpo de que tiene que correr.

 Es un deporte individual, pero no tanto

Muchos competimos para superarnos a nosotros mismos y con eso ya nos vale. Pero otros, intentan obtener una buena clasificación final. Y como acabamos de comentar, la bici no gana siempre el más fuerte, sino el que mejor utiliza sus herramientas. Para ello, tenemos que conocer muy bien a nuestros rivales. Cuanto más, mejor. Eso no es una contrareloj, que solo depende de mi y yo decido el cuando y como. En una etapa, yo no puedo saber si el grupo saldrá a un ritmo u otro, si habrá una escapada o no, o si el tapado se escapará a 3 kms de coronar la cima.  Si la etapa es lenta, a lo mejor tengo opciones, y si la cosa anda rápida, me voy a descolgar.

Antes que nada tengo que conocer mis posibilidades, mis puntos fuertes. Si aprieto un poco pero soy consciente que ese ritmo no lo podré aguantar y luego me hundiré, casi que es mejor ser cauto y rodar con el gran grupo.

En un triatlón, los atletas con más experiencia, ya saben cual es la rueda a seguir, los que tienen el tramo de bici como su mejor tramo. Uno es bueno nadando y otro yendo en bici. Si me noto bien y veo que se escapa uno de los buenos en bici, será una buena opción cogerse a su rueda.

 Conocer el recorrido

No es lo mismo hacer un triatlón en Barcelona que hacerlo en Andorra. Uno será llano y el otro será con subidas y bajadas. Por una parte deberé de entrenar teniendo en cuenta este aspecto y por otra, eso me ayudará saber donde puedo apretar. A lo mejor soy bueno subiendo o bajando y podré aprovechar este factor para atacar o simplemente aumentar mi ritmo.

Si alguien se escapa en un tramo que no es mi fuerte, tranquilos. Él juega su baza y yo jugaré la mía. Ya apretaré cuando llegue mi terreno. Repito, hay que conocerse muy bien y conocer los límites de cada uno.

 Saber atacar

Llegar con todo el pelotón agrupado si uno no es tan guapo o rápido como el gran Mario Cipollini es casi decir adiós a ganar. Hay que atacar en el momento que veamos que podemos ganar, pero hacerlo antes de que lo haga otro. El factor sorpresa es importante.

Los últims kms suelen ser movidos y los ciclistas empiezan a estar cansados de verdad.

Podemos optar por hacer un derramaje fuerte o bien algo más progresivo en función de nuestras fuerzas y de nuestro objetivo.  Pero con convicción; si vamos a atacar, vamos a atacar, no a probar nuestras fuerzas o la de nuestros rivales. Estamos a final de etapa y esto es “caixa o faixa”. Si salgo fuerte y potente, seguramente alertaré a muchos ciclistas y no me dejaran escapar, en cambio si mi cambio es progresivo, puedo pillar a alguien con el pie cambiado.

 

4 puntos básicos que se pueden resumir en 2 puntos:

  • Conocerse bien a uno mismo.
  • Conocer a nuestros rivales y al recorrido.

Cuanta más información se tenga, mayores serán nuestras posibilidades de éxito.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

Un comentario

  1. Rubens Loor

    22 de agosto, 2012 a las 7:16 pm

    Gran Post Andreu, efectivamente en el ciclismo hay múltiples factores..en mi caso personal en mi primera carrera (2007) de varias etapas 7 dias con etapas de 60km a 110km…me replante justamente a media carrera después de haber corrido una contra reloj por equipos y 2 etapas planas.. la posibilidad de dejar de atacar pensado que estar al frente me daba mas posibilidades..(error de principiante)…por lo que las ultimas etapas ya de montaña a 3000-3500 mts sobre el nivel del mar…las cosas cambiaron…y lo que hice fue mantener un ritmo hidratarme, comer cada 30min, y cuando empezaron las cuestas empece a pasar a aquellos que salieron disparados..si bien no gane ninguna etapa…en la ultima etapa (etapa reina 110km con llegada en alto y ultima cuesta de casi 10km) llegue en el top 10 de mi categoría… la estrategia en las largas distancias es vital.. y las estrategias se elaboran con información de UNO y de lo que nos rodea…

    abrazos…

Deja un comentario