¿Son buenas las agujetas?

¿Son buenas las agujetas?

0

El tema de las agujetas siempre ha sido muy controvertido dentro del mundo de la actividad física y del deporte. Si son buenas tenerlas, si es normal tener dolor, si aparecen antes o después, cual sería la mejor forma de recuperarse de unas agujetas, si el ibuprofeno sería recomendable para mejorar más rápido…

Lo que tenemos claro es que las agujetas aparecen básicamente:

  • Cuando llevamos mucho tiempo sin hacer actividad física
  • Cuando incrementamos la intensidad de nuestro entrenamiento

Las agujetas, sus síntomas, pueden aparecer al cabo de 6-10 horas y alcanzan su pico máximo entre 24-48 después del entreno. Así que es normal, 2 días después levantarse aún con dolores de todo tipo.

Síntomas de las agujetas

  • Dolor muscular local.
  • Hinchazón de las extremidades afectadas.
  • Rigidez de la articulación acompañada de una reducción temporal en el rango de movimiento.
  • Sensibilidad al tacto (alodinia mecánica).
  • Reducción temporal de la fuerza en la musculatura local.
  • Elevación en sangre de la enzima Creatina Quinasa (CK) y de la proteína Mioglobina (Mb), indicadores de daño muscular.
  • En casos extremos, una degradación muscular severa derivada del sobreentrenamiento puede causar rabdomiolisis, una condición que puede conducir a la insuficiencia renal.

¿Son buenas las agujetas?

Hay una corriente de profesionales que piensan que es necesario tener agujetas para determinar que realmente estamos entrenando bien. Pero otra corriente afirma que no es ni bueno ni sano tener siempre agujetas, porqué ello conlleva un daño muscular permanente que nos puede llevar al sobreentrenamiento, lesiones…

Bien es verdad que este daño muscular (agujetas por incremento de intensidad del entrenamiento), nos conduce a mejorar las condiciones de hipertrofia y por tanto de rendimiento de nuestro organismo pero no podemos abusar de ello.

Ejemplo:

  • Yo voy al gimnasio a hacer pesas. Y habitualmente trabajo con 10 kilos para entrenar mi bíceps. Y llega un día que quiero/necesito ganar más fuerza, más músculo… así que decido levantar 12 kilos. El día siguiente seguramente tendré agujetas. Normal. Mi cuerpo se ha sometido a un incremento de la intensidad en el entreno y está generando nuevas adaptaciones que pasan por romper fibras musculares y así obligar a mi cuerpo a ganar más masa muscular. Y en los siguientes entrenos sigo con los 12 kilos. Y mi cuerpo se habrá adaptado a esos estímulos, con lo cual, ya no tendré agujetas. Hasta pasado 1 mes que decidiré subir hasta los 14 kilos para trabajar mi bíceps. Y ahí volveré a tener agujetas.

En definitiva, las agujetas son un avisador de que hemos incrementado la intensidad y que el cuerpo está generando adaptaciones para hacerse más fuerte. Así que son importantes 2 cosas:

  • Progresión en la intensidad de los entrenos. Siguiendo el mismo ejemplo; sería malo pasar de 10 kilos a 16 kilos para trabajar nuestro bíceps
  • El cambio de intensidad o de las cargas en los entrenos tiene que espaciarse. No vamos a incrementar cada semana la intensidad, porqué nuestro cuerpo no está preparado para ello. Hay que dejar tiempo para que nuestro organismo se adapto a los nuevos estímulos. De ahí que las rutinas de gimnasio se vayan variando cada 4-6 semanas.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. Pionero en los entrenamientos personales online en España. ¿Nos ponemos en forma? www.preparadorfisicoonline.com

Deja un comentario