Aspectos preventivos en la actividad física: las lesiones

Aspectos preventivos en la actividad física: las lesiones

2

Como ya sabemos, el deporte bien practicado es una fuente de vida y salud. Pero si no tenemos en cuenta unas medidas de prevención podemos caer fácilmente en las tan temidas lesiones.

Normalmente cuando hablamos de lesiones todo el mundo se imagina una tendinitis, una sobrecarga, un pinzamiento, una rotura muscular… pero lo cierto es que la práctica deportiva va más allá de hacer un buen calentamiento y de entrenar de una forma progresiva. Hay muchos más factores a tener en cuenta y que sin duda nos ayudaran a poder entrenar mejor y a evitar según que problemas. Algunos son de sentido común, pero nunca está de más tenerlos en cuenta para así mejorar nuestra calidad de entrenamiento.

Higiene personal

Después del entrenamiento es necesario ducharse, cambiarse de ropa. Así evitamos tener algún problema dermatológico.

Sobretodo si nos duchamos en unos vestuarios con demás gente, es necesario el uso de chanclas así evitamos los hongos.

Además, el tener el pelo corto o recogido, tener las uñas cortas y limpias, no llevar ni relojes ni anillos, ni pulseras… hará que nuestra práctica deportiva sea algo más segura.

Alimentación

Los seguidores de Slooping, habrán podido leer todos los posts de Pau sobre este ámbito. Debo tener en cuenta de que en función de la hora de entrenamiento, del tipo de entrenamiento… mi tipo de alimentación será uno u otra. La hidratación también es de suma importancia. Muchos atletas, simplemente por cambiar sus hábitos alimentarios ya mejoraron sus marcas.

Una mala alimentación nos puede llevar a rendir menos de los esperado (situación poco grave), hasta a desfallecer en pleno esfuerzo. Así que debemos ir con cuidado.

Indumentaria

En función de mi práctica deportiva deberé utilizar un tipo de prendas u otras. Si soy un runner y utilizo unas bambas de bádminton tengo muchas posibilidades de lesionarme tarde o temprano. Cada deporte tiene un material específico. Podéis huir de las marcas si queréis. pero intentad utilizar material que sea propio de vuestra disciplina.

Tejidos naturales, algodón, transpirables, ok para la práctica deportiva.

Calzado

Merece un apartado aparte.

Como acabo de comentar cada deporte tiene un calzado específico: runner, voleibol, squash, ciclismo, atletismo, fútbol, baloncesto…cada deporte tiene unas particularidades distintas y el uso equivocado de un tipo de calzado nos conducirá a una lesión, bien sea de pie, de tobillo, de rodilla, de cadera…

Importante que tengan la puntera y talonera reforzadas, el telón de Aquiles libre, los dedos del pie sueltos y la planta con bóveda. Pero nunca está de más, sobretodo si somos corredores ir a un podólogo o especialista, que examine nuestra pisada, nuestro tipo de pie y nos pueda aconsejar mejor.

Instalaciones

Tanto si hacemos deporte indoor como outdoor, no estamos solos. Estamos rodeados de ciertos elementos que debemos tener controlados para que nuestra práctica no tenga riesgos.

Si entrenamos en una instalación deportiva deberemos procurar que aquellos elementos como vallas, postes, pilares…estén protegidos, que la iluminación, y la aireación sean las óptimas  y que el pavimento esté en perfecto estado de revista (que no resbale, que protejan el aparato locomotor de los golpes, que favorezca al rendimiento deportivo, que garantice un desplazamiento fácil). Además, debemos asegurarnos que el material que utilicemos esté en perfecto estado y que dispongamos de un botiquín para primeros auxilios.

Si hacemos deporte al aire libre, deberemos saber por donde iremos a correr, si es una zona habitada o no, si hay animales salvajes…  Si nos pasa algo asegurarnos de tener un teléfono a nuestro alcance. Si vamos por la montaña no estaría de más informarse sobre sus características.

Elementos técnicos

En principio es lo que todo el mundo tiene más en cuenta: buen calentamiento, empezar de forma progresiva, ejecutar los diferentes elementos técnicos de una forma correcta…

Elementos de protección y estabilización

Si utilizamos vendajes estabilizadores, elásticos, tappings, aparatos ortopédicos estabilizadores, vendajes térmicos… asegurarnos de tenerlos bien puestos. Un elemento de este tipo mal puesto nos puede lesionar aún más de lo que ya estamos.

De vez en cuando sale algún curso para aprender  a hacer un buen vendaje, etc. Si sois de lo que los utilizáis a menudo y en vuestra localidad hacen algún curso de este tipo, aprovechadlo.

Revisión médica

En muchos gimnasios ya obligan a pasar una pequeña prueba de esfuerzo. No cuesta nada y así podemos evitar algún susto gordo.

Para los que hagáis alguna actividad más dura, más de resistencia (triatletas, ironmans…) os aconsejo directamente ir a la consulta de alguien especializado para que el examen médico sea más a fondo. Pruebas de esfuerzo sub-máximas, control de la tensión arterial, de la frecuencia cardíaca, electros, control podológico… serán algunas de las pruebas que deberéis hacer. Y cuantos más años tengamos más necesarias son estas pruebas. Y mejor si las hacemos 1 vez al año.

Ya habéis visto que son varias las cosas a tener en cuenta para evitar lesionarnos. Pero no está de más recordar esta lista de vez en cuando.

Llega un punto que lo tenemos todo automatizado y esta rutina puede hacer que algún día nos olvidemos o no tengamos en cuenta algo. El variar un día el recorrido del entrenamiento sin tenerlo en cuenta antes o el empezar a correr en unas condiciones de hidratación malas (por ir mal de tiempo) o utilizar otro calzado que no teníamos previsto nos puede perjudicar en un momento dado.

Los que os estéis iniciando en el mundo del deporte y sobretodo los más jóvenes sois los que más debéis tener en cuenta estos puntos.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

2 Comentarios

  1. Ramón

    18 de enero, 2012 a las 7:45 am

    Hola Andreu,

    ¿alguna consideración en cuanto a la temperatura del agua al ducharse?

    Gracias.

    • Andreu López

      19 de enero, 2012 a las 3:18 pm

      Hola Ramón, después del entreno?
      Yo aplicaría el sentido común. Te diría que tenemos que evitar los grandes contrastes.
      Primero: no ducharse justo después de hacer deporte (dejar unos minutos a que el cuerpo baje un poco su temperatura).
      Y cuando te metas en la ducha evitar el agua muy fría si es que aún estamos muy calientes. Hacerlo de forma progresiva. Una vez el cuerpo se ha adaptado a la temperatura del agua, a partir de ahí, tu mismo.

      Saludos!

Deja un comentario