¿Amateurs o profesionales?

¿Amateurs o profesionales?

4

 

Empieza el nuevo año y con él nuevos retos. Para muchos es el inicio de otra temporada deportiva y para otros el inicio de una nueva etapa en su vida con el objetivo de ponerse en forma haciendo algo de deporte. Estamos a 2-3 meses de los primeros maratones y a 5-6 de algunos Halfs e Ironmans. Y muchos ya se están poniendo las pilas después del parón navideño.

Pero algunos empiezan la nueva temporada arrastrando problemas de la anterior. Una mala praxis, un sobreentrenamiento, una mala ejecución técnica, no descansar lo suficiente, pueden ser motivos más que suficientes para no estar recuperado al 100% para esta nueva temporada.

El deportista avanzado ya sabe la importancia que tiene el calentar antes de empezar, pero no así el deportista medio o novel. A lo mejor nos encontramos que sí que calienta, pero aún pensando que lo hace bien, no es así, y ello puede desembocar tarde o temprano en algún problema físico.

Aunque uno se considere un deportista amateur (aquí todos tenemos nuestro trabajo, nuestra familia, nuestras responsabilidades, nuestros problemas…) eso no quiere decir que no debamos tratar el deporte como si fuéramos unos profesionales. Como mínimo en algún aspecto. Podemos ser amateurs pero nos encontramos con deportistas que entrenan 5 o 6 días a la semana y que incluso doblan entrenos con facilidad (Y os puedo asegurar que Messi no entrena tanto). Y sí, continúan trabajando, estudiando, siendo padres y todo lo demás. Pero no dejan de ser muchas horas de entreno. A su nivel, a su ritmo. A lo mejor hacen un Iroman en 16 horas o un maratón más allá de las 4 horas, por eso son amateurs, pero su implicación y desgaste físico es importante y eso requiere de una especial atención.

Realizar un reto de estas características (hablamos ya de maratones y de triatlones de largas distancias), requiere de unas atenciones especiales:

  • Vigilar la alimentación/suplementación
  • Visitar de vez en cuando un fisio
  • Disponer de un buen material para la práctica deportiva
  • Ejercitarse con un mínimo de técnica eficiente (si para ello tengo que pagar un par de horas de un entrenador personal, pues lo hago. Pienso sobretodo en los que tienen un nivel muy bajo de natación y quieren iniciarse en los triatlones.
  • Tener un mínimo conocimiento de la Teoría del Entrenamiento (como y cuando calentar, como y cuando estirar, cuando descansar…)

Todo ello conlleva un coste (poco o mucho según lo miremos), pero si no hago esta inversión (de tiempo y/o dinero), tengo muchas posibilidades de tener que abandonar el reto en un momento u otro.

Somos amateurs, sí. Pero con actitud profesional. Hoy día y gracias a las nuevas tecnologías tenemos a nuestro alcance toda la información del mundo. No toda la información es buena, pero con un poco de experiencia y paciencia uno sabrá ver y escoger aquella información que mejor le va ir. Además, tenemos varias revistas especializadas y con contenido muy útil para todos. Demasiada información, dirán algunos. Pero esto es un camino de largo recorrido y del cual aprendemos a cada paso. Uno no encara igual su segunda que su quinta maratón. De todo se aprende y lo que le funciona a uno, no le funcionará al de al lado.

Pero es importante que si uno se marca un reto mayor; la maratón de París, o la de Lisboa o el Ironman de Niza, por poner sólo algunos ejemplos, entendemos que eso ya requiere un esfuerzo más grande que si quiero correr el medio maratón de mi pueblo. Y no sólo físico.

La inscripción de un Ironman tiene un precio (no es barato precisamente). Si me tengo que desplazar (Niza, Lanzarote o donde sea), eso tiene un precio. El hotel también tendremos que pagarlo y a lo mejor me hará ilusión que venga mi pareja o mis hijos

O sea, que la broma nos saldrá más bien cara. ¿Os imagináis entonces que os lesionáis 1 mes antes? ¿O que tenéis cualquier contratiempo, que os impide una vez pagado todo, poder ir a esa competición? Son retos en los que estando en mejor o peor forma tenemos que estar ahí. Primero por los meses que hemos dedicado a entrenar para ello. Y segundo, por lo que comento; por el dinero invertido en la inscripción y por las expectativas generadas entre nuestros amigos y familiares.

Entonces, ¿qué nos cuesta ir a un fisio de vez en cuando a que nos vea como estamos muscularmente? ¿Qué son 30 o 40 euros en comparación a lo que vale la bici o al mismo viaje de avión? En retos de larga distancia la alimentación es muy importante. Ir a la consulta, ni que sea una sola vez, de un experto en nutrición deportiva nos puede ayudar a marcar una pauta que podré utilizar en toda la preparación de mi reto.  Y a lo mejor la natación no es mi fuerte.

¿Qué hago? ¿Me mato nadando, peleándome con el agua, con el riesgo de sufrir una tendinitis crónica y así tener que abandonar mi reto? ¿O pago ni que sean un par de horas de un entrenador de natación para que pula los defectos más grandes que pueda tener?

Si uno hace las cuentas de lo que le ha costado su bici, su neopreno, los 2 pares de zapatillas (o 3), gorras, camisetas, calcetines, pulsómetro, coger el coche para ir a la montaña y hacer un entrenamiento de calidad… ¿que gasto es ir a un fisio o a un nutricionista? ¿Parece contradictorio verdad? Me gasto 6.000 euros para el Ironman (material, viaje, inscripción y demás) pero no me gasto 50 euros en que alguien me diga como nadar bien o como comer mejor. A lo mejor no me los quiero gastar, pero me informo, pregunto a alguien que sepa más que yo. Con eso ya nos puede valer.

Actitud profesional. Lo fácil es tener una buena bici o hacer el pago del hotel o de la inscripción. Lo difícil es saber como comer, como correr, como nadar, como calentar… No son pocos los que abandonan sistemáticamente la preparación de un reto. Querer es poder, pero poder es saber. Cuanto más sepa, mejor me irán las cosas y mayores probabilidades de éxito.

En los próximos posts iremos tratando algunos de los aspectos que hacen referencia al entrenamiento y que nos ayudarán a poder rendir más y mejor.

Sobre el autor

Andreu

Andreu

Me llamo Andreu López y soy Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte desde hace más de 15 años. Y desde hace 8, preparador físico online. ¿Nos ponemos en forma?

4 Comentarios

  1. Francisco Dentista

    14 de enero, 2013 a las 6:55 pm

    Unos buenos consejos y aunque no lleguemos a un nivel tan alto como para competir en un aironman podremos mantener una buena salud.
    Un saludo.

  2. Héctor Rodríguez García

    15 de enero, 2013 a las 11:48 am

    Post muy acertado ahora que empiezan los retos del 2013!

  3. Luis Odontolgo

    25 de mayo, 2013 a las 12:46 am

    Me gusto mucho el enfoque de este articulo. En especial cuando habla de la comparación con Lionel Messi, y le doy toda la razón.

    En lo personal creo que lo que mas me cuesta es aprender a alimentarme bien y a descansar el tiempo necesario. Muchas veces con el trabajo se vuelve complicado seguir un régimen alimenticio y de entrenamiento, pero se muy bien que se puede, porque mucha gente puedo.

    Excelente post. Aunque no soy un profesional, me encanta el deporte y el entrenamiento. Saludos Cordiales desde Argentina.

  4. bernardo27

    23 de agosto, 2013 a las 1:55 am

    Hola! Antes de comprarme algun reloj me gustaria saber si algunos como el forerunner una vez que pasas los datos al ordenador, existe algun programa nutricional en el que esa base de datos la introduzcas y en funcion de lo que hayas consumido en el entrenamiento te haga unas indicaciones y consejos sobre el consumo de hidratos de carbonos , proteinas etc.

    Gracias, un saludo

Deja un comentario